Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La gran mancha de Mancha Real

Me niego a pensar que haya unanimidad en toda la población paya de Mancha Real. En toda esa marea de racismo y estupidez tiene que haber alguna mente sana.He visto en televisión las reacciones ante la condena de seis años al que, cuando tras una pelea entre payos y gitanos en la que murió un payo se quemaron las casas de las familias gitanas y se les obligó a salir del pueblo, era alcalde socialista de Mancha Real: Alfonso Martínez de la Hoz.

Les he visto seguros, apasionados, prepotentes, hablando de injusticia, de "no hay derecho", amenazantes, insolidarios con muchos, solidarios con uno, solidarios con su propia irracionalidad.

Debo decir que yo me alegro profundamente de esta condena, que deseo fervientemente que no se le conceda el indulto, y que la próxima vez que algún gitano cometa un delito, la reacción no sea en contra de todos los gitanos. Y que no haya ningún otro alcalde que considere que los gitanos no son habitantes dignos de su municipio. Me alegro de esa condena, pero comprendan (especialmente los habitantes de Mancha Real) que mucho más me hubiera alegrado que los hechos que han motivado dicha condena no se hubieran producido.

En fin, esperemos que esa gran mancha de Mancha Real no se extienda. Desde luego, estamos unas cuantas personas, grupos y colectivos, con la clara intención de evitarlo.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de agosto de 1994