Tribuna:Tribuna
i

La ilusión y el suplicio

En cualquier competición en la que un equipo participa la ilusión es el factor común al comienzo de la misma. Una vez eliminado, se convierte en un tremendo suplicio.

Las medallas. En el grupo de la ilusión parece claro que dos de los metales más nobles están destinados a Estados Unidos y Croacia; el bronce a priori no debería ser para ninguno de estos dos conjuntos.

Bronce. Si damos por bueno el pronóstico anterior, debemos pensar que el tercer puesto se debe dilucidar entre Rusia, Canadá, que juegan en casa y ha traído toda su artillería, Puerto Rico y Grecia, un equipo con un sólo hombre grande (Fasulas) y con mucha dependencia de Yannakis.

Rusia. Su enfrentamiento con Puerto Rico le dará la posibilidad de entrar en semifinales. Estas selecciones se conocen de los Juegos de la Amistad y no deben tener problemas con Australia.

Croacia. No está jugando con la brillantez que todo el mundo desea, pero tienen calidad para dominar el grupo. Las actuaciones del último día de Komazec y Cvjeticanin indican que su paso a las semifinales y final están asegurados.

Suplicio. Es lo que vivirán España, Brasil, Alemania, Argentina y el resto de verbena.

España. Nuestra torpeza nos obliga, como mínimo, a pelear con orgullo por la novena plaza. Argentina es el único equipo aceptablemente armado colmo para tener que pensar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 08 de agosto de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50