Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agentes forestales denuncian la falta de unidad en la lucha antiincendios

Los agentes forestales de la Comunidad de Madrid sienten que su labor cotidiana es cada día más inútil. Así se lo manifestaron ayer varios representantes de este colectivo a Alberto Ruiz Gallardón, presidente del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea, durante la visita que realizó junto a otros diputados del PP a la sierra madrileña para analizar sobre el terreno los efectos de los incendios forestales.Los agentes forestales creen que su cuerpo ha dejado de ser operativo por dos motivos fundamentales. En primer lugar, consideran que la plantilla (106 personas) es insuficiente para atender las necesidades de los bosques madrileños. En segundo lugar, y lo que califican de más preocupante, se sienten marginados en la lucha contra los incendios desde que Protección Ciudadana ha asumido la plena responsabilidad en la batalla contra el fuego. Denunciaron la descoordinación existente entre este organismo y quienes mejor conocen -"palmo a palino", aseguran- la orografía madrileña y el estado de los bosques de la región: ellos mismos.

Por eso no dudan en calificar de "milagrosa" la poca incidencia que han tenido en la Comunidad de Madrid las catástrofes forestales que están asolando España. Según los últimos datos, facilitados ayer por la Consejería de Cooperación, el número de incendios declarados hasta el pasado mes de julio fue de 276 y afectaron a 472 hectáreas, lo que supone una media de 0,39 por incendio (57 veces menor que la media nacional, con 22,28).

Por su parte, Jorge Murtra, director general de Protección Ciudadana, se lamentó de que estas críticas tuvieran un sesgo corporativo. "Son unos colaboradores excepcionales y son muy útiles como asesores puesto que conocen el bosque como nadie, pero quienes saben apagar incendios son los bomberos", comentó.

Cortafuegos limpios

Estos agentes, funcionarios dependientes de la Agencia del Medio Ambiente de la Comunidad -antes en el Icona-, expusieron también su preocupación por el mal estado en que se encuentran los bosques madrileños, a los que calificaron de "bombas en potencia". Durante la visita que efectuaron a los montes de Villavieja, los agentes enumeraron, como necesidades más urgentes, el ensanchamiento de los cortafuegos, la mejora de la calidad de las pistas forestales y la limpieza (quitar ramas y arbustos) y el clareo (reducir la densidad arbórea) de los montes.Por su parte, el Partido Popular en la Comunidad de Madrid anunció ayer que tras las vacaciones veraniegas va a presentar una proposición no de ley ante la Mesa de la Asamblea regional para que el pleno estudie el estado de conservación en que se encuentran los montes así como las medidas preventivas para afrontar los incendios forestales y la situación del personal encargado de sofocar el fuego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de agosto de 1994