Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ligero aumento del paro en EE UU calma los temores inflacionistas y aleja una subida de los tipos de interés

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos anunció ayer que la tasa de desempleo ha aumentado hasta un 6,1 % en el mes de julio. Este incremento -en junio quedó en el 6%-, es el primero experimentado por Estados Unidos en más de tres años y medio y supone una ligera ralentización con respecto al ritmo de crecimiento que viene experimentando la economía norteamericana desde que el presidente Bill Clinton llegó a la Casa Blanca el año pasado.EL dato de julio aleja el riesgo de que la Reserva Federal, banco central estadounidense, suba los tipos de interés de forma inminente -se reúne el próximo día 16- para evitar un recalentamiento de la economía que pueda presionar los precios al alza. La tasa de inflación se mantiene en el 2,5%. Algunos economistas llevaban tiempo advirtiendo que la economía norteamericana no podía sostener un ritmo tan acelerado de creación de puestos de trabajo.

Este aumento del desempleo se produce a pesar de los 259.000 puestos de trabajo creados en julio, según los datos del Departamento de Trabajo. El empleo creado el mes pasado contrasta con los 356.000 de junio y los 300.000 que ha ido generando de media mensual desde principios de año.

Casi todos los nuevos empleos generados en julio son de carácter temporal o provienen del sector hotelero y el de la construcción, áreas que, además, aumentan tradicionalmente durante los meses de verano.

El presidente estadounidense expresó ayer su alegría por los datos del Departamento de Trabajo. "Me satisface poder comunicar que, desde- -que entramos en la Casa Blanca, nuestra Administración ha creado 4,1 millones de puestos de trabajo".

Esta cifra supera, de hecho, los cuatro millones que había prometido el presidente durante la campaña electoral y le sitúa en una buena posición para llegar a crear los ocho millones previstos.

Aunque el ritmo de creación de puestos de trabajo ha experimentado una ligera disminución, las autoridades norteamericanas insisten en que no es una señal de empeoramiento de, la economía. Según John Bregger, alto funcionario de la Oficina de Estadística Laboral, "estos números son extraordinariamente positivos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de agosto de 1994

Más información

  • El desempleo crece pese a crearse 259.000 nuevos puestos de trabajo