Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

KARAJAN, EL CAPRICHOSO

Músicos y cantantes de medio mundo han sufrido al maniático Herbert von Karajan. Pero la mayoría de ellos desconocen sus caprichos higiénicos. El afamado director de orquesta exigió a los organizadores del Festival de Bayreuth (1951) que le reservaran un retrete de uso exclusivo. Así lo revela Wolfgang Wagner, director de ese festival y nieto del compositor Richard Wagner, en su autobiografía El acta de la vida. Le adjudicaron uno de los disponibles y le entregaron al músico la única llave de la nueva cerradura. Cuando el director de orquesta Hans Knappertsbusch cio el letrero con el nombre de su colega, dijo: "Ah, ése es el excusado de Herbert von Karajan", y, mientras señalaba el del resto de los músicos, añadio: "Y éste es para los demás hijos de puta". Este salzburgués despertaba pasiones encontradas. En su 75º aniversario, el monumento a Mozart en Salzburgo amanecía con esta perla: "Sólo un Karajan muerto es un buen Karajan".Ahora, después de su muerte, sabemos que el hombre que ocupó en solitario el trono de la música tampoco estaba dispuesto a compartir el otro trono.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de agosto de 1994