Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conde no compareció ayer a la citación del juez Moreiras

Mario Conde, ex presidente de Banesto, no acudió ayer a declarar al juzgado de Delitos Monetarios, donde había sido llamado por el juez Miguel Moreiras para que explicase el presunto pago de 600 millones de pesetas para obtener exenciones fiscales en la creación de la Corporación Industrial de Banesto. El ex banquero ha sido citado el próximo 28 de octubre.En la Audiencia Nacional se le esperaba ayer a las 11 de la mañana y así se comunicó a la policía y al personal de recepción, pero Conde no acudió. El fiscal del caso, Ignacio Gordillo, estuvo a punto de solicitar al juez su detención, pero fue informado de que la citación había sido realizada a través de un empleado de Conde. Por ello, solicitó una nueva convocatoria, ante la falta de certeza de que el ex banquero hubiera recibido la notificación y el hecho de que era la primera vez que no acudía ante el juez. Conde ya ha comparecido ante el juez Moreiras por la compra por parte de Banesto de facturas falsas.

La nueva citación de Moreiras hace referencia al pago por parte de Banesto de 600 millones de pesetas a Antonio Navalón, periodista y relaciones públicas, para que gestionase exenciones fiscales ante el Gobierno para la constitución de la Corporación Industrial. El pago fue aprobado por la comisión ejecutiva del banco el 10 de julio de 1990, presidida entonces por Mario Conde, y fue realizado a través del Banesto Industrial Investment Inc., domiciliado en el paraíso fiscal de las Islas Cayman, a la compañía Argentia Trust. Esta sociedad, al parecer vinculada a Navalón, está radicada en otro paraíso fiscal, la isla Saint Vincent, en las Antillas. Navalón ha negado haber recibido 600 millones por interceder ante José María Benegas y Carlos Solchaga para la obtención de exenciones fiscales. Navalón ha admitido sólo haber recibido 156 millones como pago por asesoramiento a Banesto.

Conde ha declarado a varios medios informativos que el banco tuvo que pagar 600 millones para hacer frente al ambiente contrario existente en el Ministerio de Economía y el Banco de España a la concesión de exenciones fiscales a la Corporación Industrial. La cifra facilitada por Conde coincide con el pago de Banesto Industrial Investment Inc a Argentia Trust.

Sin medidas contra De la Rosa

Por otra parte, el Juez Moreiras ha acordado no adoptar medidas cautelares contra el ex gestor de KIO en España, Javier De la Rosa, dado que no existen nuevos hechos que así lo justifiquen, según un auto hecho público ayer. Estas medidas fueron solicitadas por el abogado de KIO, Miguel Bajo. En el auto, el juez de Delitos Monetarios afirma que, a pesar del "alboroto" producido en la junta general de accionistas de Grand Tibidabo, ni éstos ni la Hacienda Pública han ejercitado, hasta la fecha, ninguna acción penal contra Javier de la Rosa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de julio de 1994