Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Debú del 'Dream Team II' con victoria ante Alemania

Si de algo no carecen los jugadores del Dream Team II es de una gran confianza en sus posibilidades. Antes del primer partido de preparación para el Mundial de Canadá, frente a Alemania, la mayoría de sus componentes afirmaba que podían batir los hitos conseguidos por el Dream Team, el conjunto que maravilló en los Juegos de Barcelona. Por ello, resultó sorprendente que el nuevo equipo de las estrellas estadounidenses tuviese ciertos problemas para deshacerse de un conjunto alemán que exhibió una muy buena cara en la primera mitad para luego salir derrotado por 33 puntos -114-81-.El partido, que se jugó en el Charlotte Coliseum ante 24.000 espectadores, tuvo un ritmo muy desigual. En el descanso, los norteamericanos sólo habían logrado 14 puntos de ventaja. Fue en los primeros minutos de la segunda parte cuando consiguieron romper el marcador y ponerse con 24 tantos de diferencia, en busca de esa mítica media de 43,8 puntos por partido que el Dream Team tenía como margen de victoria durante los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Parece claro que lo que hicieron sus predecesores es más que un punto de referencia para los componentes del Dream Team II, es, quizás, un reto para demostrar a todo el mundo que la nueva generación de jugadores no desmerece en nada a los míticos Bird, Magic, Jordan o Barkley.

El nuevo equipo vive bajo la presión de los grandes. De ellos se espera no solamente que conquisten el Campeonato del Mundo sino que apabullen a sus rivales en el camino. Por eso, los 14 puntos de ventaja logrados en el descanso, que resultaban a todas luces insuficientes para conseguir la credibilidad deseada, sembraron el desánimo entre los componentes del equipo y las dudas entre la afición. Los seguidores, aunque confían en los suyos, se quejan de que en el equipo no se encuentran esas megaestrellas de antaño. Ahora hay jugadores de gran calidad, que hacen disfrutar al público, pero faltan esos talentos que imponen su personalidad en el campo y que cortan el aliento a los aficionados.

Aún con todo, se trataba de una primera prueba. Lo más positivo del partido del martes fue la reacción del equipo en la segunda parte y la fuerza que derrocharon durante todo el encuentro. Saquille O'Neal peleó todas las bolas hasta el punto de sufrir un fuerte golpe contra la mesa de los jueces. Reggie Miller, después de una pobrísima actuación en la primera parte, hizo una exhibición de tiro en la segunda. Alonzo Mourning consiguió 10 puntos, siete rebotes y fue sancionado con una falta personal intencionada. Larry Johnson, que se ganó las ovaciones del público local -ha defendido esta temporada los colores del Charlotte Hornets-, fue pronto abandonado por los seguidores rendidos ante el poderoso juego de O'Neal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de julio de 1994