Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los menores son admitidos en las noches taurinas de Las Ventas mientras se prepara una ley en contra

La responsabilidad es de los padres, según el director de Asuntos Taurinos

La plaza de Las Ventas se salta hoy a la torera el proyecto de ley de protección de los derechos de la infancia, cuyo texto han negociado el Gobierno regional e Izquierda Unida. Pero la nueva legislación aún no está en vigor tramitará en la Asamblea tras el verano- y el PSOE se olvida mientras tanto del criterio político que defiende en ella. Las corridas nocturnas de verano a precios populares -que comienzan esta noche- admiten a menores de forma gratuita si van acompañados. Tras la novillada habrá una suelta de vaquillas para que el público las toree.

Pedro Mora, director de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, explica la presencia de menores en los tendidos: "La Asamblea aprobó en marzo del año pasado una proposición no de ley para que se acentuaran las medidas de protección. El reglamento taurino sólo prohíbe que los menores salten al ruedo, y la primera responsabilidad es de los padres".Mora admite la posibilidad de que "espontáneamente" algunos menores se echen al ruedo. "Pero las fuerzas de seguridad están allí para impedirlo" tranquiliza. Las vaquillas de la plaza de Las Ventas, coso propiedad de la Comunidad, iban a salir con las astas sin redondear, pero finalmente estarán afeitadas. De todos modos, las cogidas no son improbables y la enfermería de la plaza permanecerá abierta hasta el final del festejo. "La entrada es libre para menores de 14 años. Si un padre quiere traer a su hijo de dos años puede hacerlo, porque todavía no se ha prohibido".

La suelta de vaquillas está extendida en muchos pueblos de la Comunidad (y de Espafia), pero es la primera vez que se practica en Madrid.

Sin resultado

Este periódico intentó sin ningún resultado localizar ayer por la tarde a la consejera de Integración Social, Elena Vázquez (cuyo departamento promueve la citada ley del menor); al viceconsejero Tomás Merín; al consejero de Cooperación, Virgilio Cano, y al viceconsejero Ambrosio Aguado.

Izquierda Unida, que apoya a los socialistas al frente del Gobierno regional, recordó ayer que, según el borrador de la futura ley de protección del menor, está prohibida la entrada de menores en los espectáculos de toros. IU exigirá el lunes al presidente regional, Joaquín Leguina, que cumpla este mandamiento, según explicó a este periódico Javier Doz, portavoz adjunto de la coalición en la Asamblea. El parlamentario de IU mantiene que la "falta de coordinación" entre los departamentos del Gobierno regional ha permitido que se apruebe ahora la asistencia de menores a unos actos que el mismo Ejecutivo quiere prohibir.

El portavoz de la Delegación del Gobierno, Rafael Chávarri, expresó ayer que la autorización de la suelta de vaquillas en presencia de menores es competencia de la jefatura de espectáculos del Cuerpo Superior de Policía (dependendiente a SU vez de la Delegación del Gobierno). En dicha jefatura aseguraron al respecto: "Aquí hacemos de intermediarios entre una institución y otra, pero quien decide la autorización es la Delegación. Lo que sí es verdad es que hay mucha tolerancia con el tema de los menores", afirmó un responsable deprensa. Chávarri aclaró posteriormente que la novillada de hoy está organizada por la Comunidad y que se atiene al reglamento.

José Luis Lozano, empresario de Toresma -que gestiona los festejos-, señala: "Cuando hay suelta de vaquillas no cambia nada. Sólo hay que añadir los papeles de las vacas al solicitar la autorización para que te den el permiso para torear las. Los niños no suelen venir, porque la novillada comienza después de las diez de la no che". "Hay suelta de vaquillas en todas las plazas y nunca ha habido pegas por los niños".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de julio de 1994