González no recibirá a Aznar si sigue su actitud insultante"

La normalidad de las relaciones entre el presidente del Gobierno, Felipe González, y el líder del PP, José María Aznar, ha durado 48 horas. Después de mantener el miércoles en el Parlamento un tono de colaboración con el Ejecutivo en materia europea, el líder conservador arremetió el viernes contra González, al que pidió que abandone cuanto antes La Moncloa. La respuesta la tuvo ayer mismo. Fuentes gubernamentales revelaron que González no recibirá a Aznar este mes si éste mantiene su actitud insultante".Las palabras pronunciadas por Aznar el pasado fin de semana en Vitoria han caído sobre el Gobierno como una bomba. Fuentes gubernamentales no ocultan la sorpresa del presidente del Ejecutivo al escuchar de Aznar "unos insultos" en perfecta línea con lo que fue la campaña electoral europea. La sorpresa es mayor por la línea que que Aznar parecía haber emprendido el miércoles, cuando ofreció a González elaborar una política europea conjunta.

Más información

El líder del PP considera que este Gobierno mantiene una actuación política "mendicante", al ir detrás de unos y otros para conseguir la estabilidad parlamentaria. El malestar de González viene sobre todo por la segunda parte de las declaraciones de Aznar, en las que negó a González su compromiso de gobernante con España al asegurar que lo único que le mueve es "su ambición personal". Si este tono se mantiene, González no recibirá a Aznar antes de las vacaciones de verano, pese a lo que estaba previsto, informan fuentes gubernamentales;-

La recrudecida agresividad del PP es, precisamente, una de las razones por las que miembros del Gobierno y del PSOE consideran inconveniente que González acepte ser el sucesor de Jacques Delors al frente de la Comisión Europea. Nadie duda en el Gobierno que, caso de aceptar el cargo, Aznar acusaría a González de huir y adoptar una actitud escapista ante las dificultades que vive España y su propio partido.

A medida que aumentan las presiones europeas sobre González para que acepte la presidencia de la Comisión, el líder socialista halla mayores obstáculos por parte de su Gobierno y de la dirección del PSOE a esa posibilidad. No obstante, el titular de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, terció ayer en Murcia en esta polémica y se mostró partidario de que González presida la Comisión "si lo puede compatibilizar con la presidencia del Gobierno".

Mañana, cuando el ministro de Exteriores alemán, Klaus Kinkel, se entreviste con Felipe González en La Moncloa, se encontrará ante un presidente del Gobierno español muy reacio a asumir el relevo en la Comisión Europea. Kinkel también hablará con su homólogo Javier Solana, quien insiste en su posición contraria a que González deje el Gobierno para irse a Bruselas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción