_
_
_
_
_

El Gobierno quiere reforzar la función de las cámaras para evitar su inconstitucionalidad

El Ministerio de Comercio se plantea reforzar las funciones públicas de las cámaras para evitar el riesgo de que sea declarada inconstitucional como ha ocurrido con la ley de 1911. La reciente sentencia del Tribunal Constitucional declarando inconstitucionales algunos aspectos de la Ley de 1911 en ese sentido ha reabierto la vieja disputa entre el Consejo de Cámaras, que defiende la adscripción forzosa, y la CEOE que la rechaza de plano.La Ley de Cámaras aprobada el pasado año en el parlamento español fija la adscripción forzosa de las empresas a las cámaras y contó con la oposión activa de la patronal a este aspecto fundamental de la ley. Comercio ha terciado en la pugna diciendo que la sentencia se refiere a la ley de 1911, que quedó derogada con la de 1993. Pero la CEOE no se quedará quieta.

El presidente de la patronal, José María Cuevas, ha levantado el hacha de guerra y ha pedido que se modifique la ley del pasado año "si no quieren crear más tensión y confusión entre los empresarios". Cuevas lo tiene muy claro: "No cabe duda de que los fundamentos jurídicos tienen que influir en la ley actual aprobada el pasado año".

Por su parte, los servicios jurídicos del Consejo Superior de Cámaras de Comercio consideran que la sentencia que declaró inconstitucional la adscripción forzosa a las cámaras de comercio "solamente se refiere a la ley de 1911 y la ley de 1993 precisamente se hizo para salvar algunas lagunas que podía quedar el texto de comienzos de siglo".

Fuentes del Consejo de Cámaras afirman que el texto aprobado por el pleno de Congreso sin votos en contra el pasado año establece en su artículo 2, dos funciones público-administrativas que dan contenido a estas instituciones para así poder exigir la adscripción y la cuota obligatoria. Estas dos funciones son el apoyo y fomento de la exportación y la formación de empresarios.

Precisamente, a estas dos labores se dedican los dos tercios de los ingresos anuales de las cámaras. Durante el pasado ejercicio los ingresos obtenidos por cuotas ascendieron a 9.500 millones. De esta cantidad, las dos terceras partes se dedicaron para las áreas aludidas y el resto a. otras labores establecidas por ley del pasado año, tales como emitir certificados de origen para productos de exportación, elaborar censos de empresas, tramitar ayudas públicas... Las empresas destinan a cuota el 1,15% de los beneficios una vez descontado el impuesto de sociedades.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_