Vecinos de Majadahonda protestan por los ruidos

Medio millar de vecinos del casco antiguo de Majadahonda se han puesto en pie de guerra contra los ruidos que emiten hasta el amanecer los establecimientos de ocio ubicados en el casco antiguo. En la madrugada de ayer, un retén de 15 vecinos permaneció con centrado en los jardines de la Casa de la Cultura bajo una pan carta que decía: "Señor alcalde, los vecinos de Majadahonda desean poder dormir".Un estudio encargado por los vecinos desvela que el nivel de ruidos que llega a sus hogares, medido en decibelios, supera los 30 permitidos en el interior de los locales. "Para nosotros el fin de semana no es un descanso, sino un sufrimiento", dice una mujer que durante las noches del verano tiene que dejar cerrada la ventana de su dormitorio y soportar las altas temperaturas para no escuchar "la charanga".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de julio de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50