Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Soy un consumidor, pero no vendo droga", dice Gimenez- Arnau tras quedar en libertad

El escritor y periodista Jimmy Giniénez-Arnau admitió ayer ser un consumidor de cocaína, pero negó tajantemente que haya vendido nunca droga. "Ni a la jet ni a nadie", enfatizó ante a los periodistas que le esperaban a las puertas del juzgado de guardia tras quedar en libertad.El ex yerno de los marqueses de Villaverde fue detenido el pasado miércoles acusado de tráfico de drogas. La policía le decomisó 10 gramos de cocaína: cinco en un bolsillo y otros cinco en el interior de su coche,

En la operación policial fueron detenidos también el dominicano Larry Oswaldo Batista, de 33 años, su compatriota Mayra Tavares, de 22; Carlos Fernando Concepción, de de 26 años, y los españoles Juan Carlos GálveÍ, de 23 años, y María Victoria Cantalejo, de 19.

El juez que estaba ayer de guardia ordenó la libertad sin finaza de Giménez-Arnau tras tomarle declaración durante cerca de una hora. De los seis detenidos, cuatro quedaron en libertad, incluido el periodista, según fuentes jurídicas.

Al abandonar los calabozos de la plaza de Castilla, GiménezArnau aseguró: "A partir de ahora no quiero ver la cocaína ni pintada de colorado". Aplaudió que la policía detenga a los traficantes, pero matizó que él no lo era. Antes de ordenar su libertad, el juez de guardia consultó con su colega de la plaza de Castilla que en el futuro se hará cargo de las diligencias. Medios próximos a la investigación justificaron la puesta en libertad de Giménez-Arnau en que, del sumario instruido hasta ahora, se deprende que el periodista no es un traficantes de drogas a gran escala, sino que adquiría cocaína y en alguna ocasión la distribuyó, presuntamente, entre conocidos suyos de jet.

Giménez Arnau fue detenido el miércoles cerca de los los estudios de Tele 5, cadena de televisión en la que colabora. Acababa de salir de una casa de la calle de Alberto Alcocer, donde vive Larry Oswaldo, quien presuntamente le suministró la cocaína.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 1994