Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MUNDIAL 94

Maradona, "No me drogué para jugar"

La AFA retiró al jugador para evitar sanciones al equipo

Maradona, antes de conceder la entrevista al canal 13 de la televisión argentina, con el que firmó u contrato por más de un millón de dólares, le había prometido a Claudia ' su esposa, que no lloraría ante las cámaras. Pero no pudo aguantar más de cinco minutos. Las lágrimas le saltaron cuando dijo, o se dijo, en un monólogo donde dos Maradonas parecían hablar entre sí, lo siguiente: "No sé por qué apareció la sustancia, no sé. Seguramente por un descuido nuestro. Pero lo repito: no me drogué para jugar. Lo juro y lo recontrajuro por mis hijas. Con todo lo que me entrené y con el nivel que estaba demostrando ¿qué necesidad tenía de drogarme? No corrí por las drogas, corrí por el corazón y por la camiseta de la selección".En, el comienzo se le veía triste. No desconsolado ni furioso Como el hombre que padece una injusticia. Sí, triste, como quien hizo todo lo posible y no pudo evitar el desliz. El desliz o la tentación. La pregunta inicial, la obvia, fue: "¿Te drogaste?". Él ya sabía que la entrevista comenzaría así, estaba previsto y acordado. Entonces dijo, sin decir, que "no" con un movimiento de la cabeza. Y agregó: "No entiendo nada. Recién le decía a Marcos [por Marcos Franchi, su representante] que quería salir a correr, quiero volar, pero siento que me cortaron las piernas y no sé qué hacer".

MÁS INFORMACIÓN

Enseguida se le cayeron las lágrimas y se oía, de fondo, una voz indignada que desde algún lugar de la habitación del hotel de Dallas en el que se hospedó el equipo argentino, le recordaba que todavía están a su lado Ios que quedamos". El representante de Maradona y su abogado consideran que el jugador no fue defendido lo suficiente por los representantes de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). En la posterior rueda de prensa el propio Maradona anunció que iba a pedir a la FIFA que se revisara su caso para que la condena no fuera tan dura. El presidente de la AFA, Julio Grondona, a quien los aficionados acusan de "entregar" a Maradona para salvar su responsabilidad, explicó que retirar al jugador de la Copa del Mundo fue la mejor solución porque, en caso de resistirse a la sugerencia de la FIFA, se exponía al equipo a graves sanciones económicas y deportivas.

Con su voz entrecortada, el jugador insistió en que no pondría excusas si efectivamente se hubiera drogado. "El día que lo hice y me detuvo la policía fui y le dije a la juez que me había drogado. Le pregunté qué había que pagar y pagué. Esta vez no tienen argumentos. Yo pude haberme equivocado, pero ellos saben que no tomé nada para jugar. Yo no me: drogué para jugar. Nunca me había preparado como ahora ¿por qué iba a hacerlo?".

El doctor Ernesto Ugalde, médico de la selección argentina, que siempre hablaba muy bien del estado físico de "Diego", como lo llamaba, declaró ahora ante la prensa argentina que "el señor Maradona había tomado efedrina, incluida en uno o dos medicamentos, porque tenía una congestión nasal. El jugador se automedicó y eso fue un error". El jugador hizo una mueca y un. gesto de resignación cuando le contaron lo que decía el doctor Ugalde. Luego, comentó: "Dice que yo me atomediqué, pero no puede echarme a las fieras y quedarse a un lado como hizo desde que comenzó este problema. Durante la gira previa me hablaba mucho y ahora esto no le importó un carajo". Sobre el fisicoculturista Daniel Cerrini, un pseudo profesor de educación física con antecedentes en el uso de anabólizantes que vivía en la concentración argentina en Boston y se encargaba de la dieta del jugador, Maradona dijo: "Cerrini no tiene nada que ver, lo que pasa es que ahora resulta más fácil matarlo a él y lo único que hizo fue tratar de curarme un resfriado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 1994