Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

¡Enhorabuena, señor concejal!

¡Ya era hora que nos devolvieran a los madrileños unas fiestas y ferias tan castizas y de tanto arraigo en nuestra cultura madrileña como San Isidro en la Arganzuela!Sí, La Pradera siempre ha sido parque para regocijo de los madrileños, pero para las fechas de San Isidro, nuestro patrón, siempre se ha engalanado de rolillos de verbena, luces de mil colores, caballitos y fritos con olor a churros y chocolate la madrileñísima Arganzuela.

Muchos vecinos de Madrid se sienten orgullosos de volver a La Pradera en días tan señalados como los de nuestro patrón -con ese palmito que Dios nos da a los nacidos en la Villa y Corte-, con nuestro safo y nuestra parpusa y el mantón de Manila, y esos bailes y kermés, como las de La Bombi de antaño. Y esos Isidros que vienen en estos días con tanto cariño y humanidad p'aver el cocido que se cuece en esta gran ciudad.

Gracias de una madrileña castiza y 15 firmas más al equipo de gobierno y al señor concejal en particular.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de junio de 1994