Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las asociaciones culturales suspenden al Ayuntamiento.

La asamblea de las 12 asociaciones culturales que funcionan en la región de Madrid ha concluido que la política cultural del Ayuntamiento ha fracasado. "Mientras los barrios periféricos no tienen desarrollo cultural, el municipio monta una exposición de Botero debido a la imagen internacional que proyecta", critica Tomás Alberich, presidente de la Confederación de Asociaciones Culturales, que reúne a unos 1.500 afiliados.A pesar de todo, Albedrich reconoce que la exposición de las obras de Botero al aire libre es la excepción a una "política cultural cerrada". Albedrich critica que las estatuas miren hacia los coches. "Es un despoprósito que el Ayuntamiento busque un patrocinio para comprar las estatuas cuando barrios como Villaverde o Fuencarral, de más de 150.000 habitantes, no disponen de insfraestructura cultural suficiente", reclama Alberich. Las asociaciones también analizaron la escasa participación de los barrios en las fiestas de San Isidro y la disminución del presupuesto.

"Ya ni siquiera pedimos subvención al Ayuntamiento. Para nuestra última actividad masiva, la Junta de Carabanchel no nos facilitó ni megafonía ni electricidad porque salía muy caro. Sólo nos prestó una tarima", señala Alberich.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de junio de 1994