Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 12-J

Duran Lleida afirma que CiU está harta de recibir "talones sin fondos"

"Convergéncia i Unió está un poco harta de pagar al contado y de recibir [del Gobierno] letras de cambio o talones sin provisión de fondos. Esto se ha acabado. Gobernabilidad sí, pero no a cualquier precio". Con esta contundente frase explicaba ayer el presidente del comité de gobierno de Unió Democrática, Josep Antoni Duran Lleida, a varios miles de simpatizantes de su partido que llenaban el Palau Blaugrana de Barcelona la preocupación de los nacionalistas catalanes por el escaso eco que, en su opinión, tienen las reivindicaciones autonómicas de los nacionalistas catalanes.

Los democristianos catalanes apretaron ayer las tuercas al Gobierno socialista y pusieron en primer lugar de sus reivindicaciones para los próximos meses las cuestiones autonómicas. Ante un auditorio que en los dos días que ha durado la IX-Fiesta de UDC ha contribuido a dejar claro que el histórico partido es también un partido con amplia base -más de 14.000 personas ayer en una comida en las instalaciones del Fútbol Club Barcelona y decenas de miles durante los actos del sábado y dorningo-, Duran Lleida aseguró que la coalición Convergéncia i Unió deberá tener contrapartidas antes de seguir apoyando al PSOE.Incomodidad

"Primero los hechos [o sea, los traspasos de competencias], después la confianza que se han de ganar día a día", señaló gráficamente. "Nadie nos puede reprochar que exijamos aquello que como nacionalistas catalanes tenemos derecho a reivindicar desde la perspectiva nacional", agregó.

Esa misma idea fue remachada por Jordi Pujol desde Amposta, en Tarragona. El presidente de la Generalitat, que intervino por primera vez en la campana electoral europea, recordó que la mejora de la autonomía no es para los nacionalistas un tema secundario, "sino una prioridad, y Cataluña tiene derecho a obtenerla"

Pero Duran Lleida no se conformó con airear lo que son, a su juicio, incumplimientos del Gobierno. También habló de la incomodidad que han sentido en muchos momentos cuando tenían que dar su apoyo al PSOE en las votaciones parlamentarias.

"Yo también me siento incómodo apoyando al Gobierno socialista, toda la dirección de Unió se siente incómoda, pero la vida está llena de incomodidades y lo importante es que haya un Gobierno que lleve a cabo una política económica y una política autonómica", señaló el máximo dirigente de Unió.

El político democristiano aseguró que el mismo apoyo que han dado los nacionalistas a Felipe González se lo hubieran brindado al presidente del Partido Popular, José María Aznar, si los resultados de las elecciones generales del pasado 6 de junio le hubieran permitido gobernar. Criticó con dureza la actuación de los conservadores y de Izquierda Unida como partidos de oposición, de los que dijo que "no les interesa España sino destrozar al Gobierno del PSOE y llegar al poder como sea". Al PP le echó en cara su política en relación con Cataluña, los tildó de desestabilizadores y les acusó de "poner en peligro la convivencia en Cataluña" por sus ataques a la política de normalización lingüística.

Llamó, sin embargo, a los presentes a que desconfiaran del discurso "prudente" que practica el PSOE al referirse a Cataluña y aseguró que era simplemente estrategia electoral. "En el caso del PSOE y PP, tanto monta monta tanto; Alfonso Guerra, cuando el PSOE no nos necesitaba, también venía a Barcelona y decía contra Cataluña cosas iguales a las que hoy dice el PP", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de mayo de 1994

Más información

  • El PSOE incumple sus promesas, según Unió