La sala Olimpia despide con un estreno una forma de hacer teatro

'Caricias' cierra 10 años de Nuevas Tendencias Escénicas

"Las butacas vacías no han sido producto de una ceguera, sino de un compromiso". Esta frase de Guillermo Heras, primer y último director del Centro Nacional de Nuevas Tendencias Escénicas (CNNTE), resume la filosofía que ha guiado la programación de este centro, comprometido, desde hace 10 años, con los autores españoles "de riesgo". El próximo 30 de junio desaparece el CNNTE. El motivo es la reestructuración de los teatros nacionales que quiere acometer el Ministerio de Cultura. A partir de ahí se desconoce cuál será su destino.Heras no está dispuesto a que Caricias, una obra de Sergi Belbel que él define como "un texto emblemático de la generación que empieza a emerger" y con la que se esfuma el CNNTE, se convierta en una despedida lacrimógena de esta etapa teatral: "Nada de actitudes lloronas", dice. Lo que asegura una y otra vez es que no tiene ni idea de qué va a pasar el 1 de julio.

La sala Olimpia, construida en 1850, fue desde el primer momento la sede del CNNTE. Antes sirvió como almacén de un mercado, luego se transformó en caballerizas, después en un cine de barrio y en 1980 ya era un teatro que cuatro años más tarde adquirió el Ministerio de Cultura para dar cobijo en su escenario a los espectáculos que difícilmente programan los empresarios teatrales.

¿Qué ha pasado? Heras responde que "la España de 1984 no es la del 94. La política cultural no ha tenido la evolución que soñábamos", señala. "Espero que en el nuevo modelo se tengan en cuenta los lenguajes de riesgo".

En estos 10 años, el CNNTE ha producido 20 obras de teatro, cuatro espectáculos de danza y nueve de ópera. Pero, en total, el CNNTE ha sido responsable de 200 espectáculos de teatro, danza y ópera.

Heras recuerda que del primer espectáculo de danza que se programó se vendieron únicamente ocho entradas. "Ahora, en cualquier ciclo de danza contemporánea la sala está medio llena, aunque eso no me llena de orgullo. No se ha logrado el objetivo", sentencia al tiempo que reconoce que siempre trabaja para que las salas se llenen. Las cifras hablan de un incremento de público en el último año de 6.000 espectadores: "La sala ha logrado un público fiel".

Caricias, en la sala Olimpia (plaza de Lavapiés, s/n), hasta el 26 de junio. De martes a domingos a las 20.30. 1.500 pesetas; jueves, 850.

MÁS INFORMACIÓN EN LA PÁGINA 28

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de mayo de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50