Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La economía creció el 0,5% en el primer trimestre de 1994 tras 15 meses de recesión

Después de 15 meses de recesión, la economía española ha vuelto a levantar cabeza. En el primer trimestre de 1994, el producto interior bruto (PIB) creció el 0,5% en tasa interanual, después de cinco trimestres de datos negativos, según el informe del Banco de España. Con estos datos, España se alinea con el Reino Unido y Francia, que ya se encuentran en la senda del crecimiento. La Bolsa de Madrid reforzó ayer estos síntomas con una subida de 5,68 puntos, (1,7%). Las autoridades advierten de los efectos sobre los tipos de interés si no se logra someter la inflación y el déficit.

Los mercados bursátiles auguraban ayer una rebaja de los tipos hoy mismo. El banco emisor afirma que los datos del primer trimestre "confirman que se mantiene el proceso de recuperación iniciado en la segunda mitad del año pasado". Según el equipo de economistas del banco emisor, que dirige José Luis Malo de Molina, las causas de esta recuperación se apoyan en una fuerte aportación de la demanda exterior. "La fortaleza de las exportaciones", señala el informe del banco emisor "continúa afectando positivamente a la actividad de la industria, cuyo proceso de recuperación, iniciado durante el año 1993, se ve confirmado por los datos del índice de producción, que en los dos primeros meses del año ha aumentado el 4,6%.Por contra, los economistas del Banco de España continúan advirtiendo de la debilidad de la demanda nacional aunque "en menor medida que los trimestres precedentes". En este sentido, señalan que a medida que ha avanzado el trimestre, los indicadores de consumo privado muestran mayor dinamismo -ventas en grandes superficies y matriculaciones de automóviles en marzo- mientras que el índice de disponibilidades de inversión en equipo mantiene el mismo tono depresivo".

Baja de tipos de interés

La constatación de la economía española se está recuperando es reconocida ya para la mayoría de analistas. Emilio Ontiveros, catedrático de Economía de la Empresa, manifestó ayer que "lo que si parece claro es que se ha iniciado la senda del crecimiento, aunque se trata de una recuperación todavía tibia. Empiezan a percibirse los efectos favorables de la baja de tipos de interés. La caída de rentabilidad de los fondos de inversión supone que los ciudadanos destinen más recursos al consumo que al ahorro". "Por otra parte", añade, "los recursos que están obteniendo muchas familias por la bajada de tipos de las hipotecas se canaliza cada vez más hacia el consumo que hacia el ahorro. Todo ello puede animar el consumo".

Para José Juan Ruiz, director del servicio de Estudios de Argentaria, "el crecimiento del 0,5% del primer trimestre es un dato bueno y significa que es muy probable que la economía crezca por encima del 1% en el curso del año. Lo decisivo será comprobar si hay recuperación del consumo privado. En cualquier caso, Argentaria continúa manteniendo su previsión de crecimiento del 1,5% para l994". La previsión del Gobierno es del 1,3%, mientras que la Comisión Europea rebajó recientemente esta cifra al 1,1%. El Banco de España advierte de los peligros por la resistencia de la inflación. Señala como mayores riesgos los crecimientos en los precios de los productos industriales y alimenticios.

En su opinión, los desvíos en inflación -que se estabiliza en tomo al 5%- y el elevado déficit público dificultan el recorte de los tipos de interés a medio y largo plazo. Aunque en el transcurso de los cuatro primeros meses del año, el Banco de España redujo en cuatro ocasiones y por un importe de 1,25% los tipos de interés oficiales, esta medida no ha tenido un impacto uniforme en todos los mercados. El banco emisor destaca, que "los tipos de interés a medio y largo plazo, a partir de la mitad de febrero, experimentaron bruscas alzas asociadas a las subidas iniciadas en Estados Unidos. En este sentido, el Banco de España advierte, de la relación entre los desequilibrios inherentes a la economía española -como la inflación y el déficit público- y el movimiento alcista de los tipos de interés que ha sido más acusado en España que en los países con menor inflación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 1994

Más información

  • La recuperación sigue apoyándose en el sector exterior, según el Banco de España