Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Deportivo deberá jugar la eliminatoria previa de la Copa de Europa si gana la Liga

El Deportivo sólo mira hacia el partido ante el Valencia que puede darle su primer título de Liga. Sin embargo, una mirada más lejana revela que el ser campeón conlleva problemas logísticos para el conjunto gallego. Le destroza la pretemporada puesto que no figura entre los ocho primeros clubes que tendrán derecho a jugar de forma directa la próxima Liga de Campeones de Europa. Para entrar en ella deberá disputar una eliminatoria cuyo partido de ida se debe jugar el próximo 10 de agosto, un día antes del Teresa Herrera.El Ayuntamiento de La Coruña, organizador del Torneo Teresa Herrera, podría ofrecer dos explicaciones. La primera: que jamás confiaba en que el Deportivo fuera campeón de liga. La segunda, y más verosímil: que no sabía nada ni sobre el nuevo formato de la Copa de Europa ni la nueva aplicación de coeficientes.

Privilegios

Seguramente, ignoraba que sólo 24 campeones serán admitidos a la Copa de Europa y que sólo ocho de éstos tendrán acceso directo a la Liga de Campeones. Seguramente ignoraba que los ocho privilegiados serán el campeón vigente y los siete equipos con mejores coeficientes. Seguramente ignoraba que los coeficientes no son, como el año pasado, la suma de coeficientes individuales y nacionales sino, esta vez, la mayor de estas dos cifras. Nadie, seguramente, se ha sentado para computar el coeficiente individual del Deportivo y el coeficiente nacional calculado sobre los puntos obtenidos durante las cinco últimas temporadas divididos por el número de partidos disputados.

Caso de haber acumulado toda esta información, el Ayuntamiento sabría que si gana- la liga española, el Deportivo estará obligado a debutar en la Copa de Europa en la primera eliminatoria cuyo partido de ida se celebrará el día 10 de agosto. Armado con esta información, es poco probable que estuviera negociando con el Real Madrid o que ya hubiera contratado al Oporto y al Sampdoria para disputar el Trofeo Teresa Herrera programado para los días 11, 12 y 13.

Su coeficiente ya es superado por ocho campeones europeos y el triunfo del Barcelona en Atenas o la victoria del Benfica en el campeonato portugués pueden relegarle todavía más y le expone, en el sorteo del 20 de julio, a una espinosa eliminatoria frente a un campeón de Escandinavia o del Este europeo que le aventaja considerablemente en rodaje.

Lendoiro es muy consciente de la capital importancia de la primera ronda europea. Superarla con éxito supondrá un fijo de casi 200 millones de pesetas y la oportunidad de enfrentarse a tres rivales de élite y casi 50 millones de pesetas por punto en juego. Arsenio debe preparar un equipo competitivo para el 10 de agosto. Una pretemporada de cinco semanas le obligaría a convocar a sus jugadores a primeros de julio cuando Bebeto, Mauro Silva y algún español estén aún en Estados Unidos. A veces es duro ser campeón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de mayo de 1994