Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Carril bus-VA0

La apertura provisional de un tramo de la ampliación de la carretera de La Coruña permite ya obtener algunas conclusiones. Aunque siempre resulta difícil rectificar una decisión, creo que aplicar las sencillas ideas que siguen beneficiaría a todos y demostraría agilidad mental en quienes las tuvieran en cuenta.

1. El sistema bus-VAO, todavía no implantado, es complicado y costoso, dificil de vigilar y probablemente de escasa utilidad. No permite las paradas intermedias de los autobuses y exige una vigilancia constante de los vehículos de alta ocupación. La ventaja de la mayor velocidad de sus usuarios no compensa el desperdicio de todo un carril que su trazado exige, ya que las barreras laterales ocupan superficie de otra manera disponible. Puede y debe sustituirse por un sistema más simple, barato y útil.

Esta rectificación es fácil: bastaría retirar las barreras centrales y pintar nuevas líneas de separación entre carriles. Para hacer reversibles los dos carriles centrales se podría utilizar el sistema actual: conos de separación, y añadir indicadores luminosos superiores. A veces, las soluciones más sencillas son las mejores.

2. En cuanto a la ampliación, todavía no concluida, de la N-VI de Aravaca hacia el Norte, se está a tiempo de aplicar la misma idea: en vez de carriles centrales bus-VAO, ampliación pura y simple, instalación de carriles bus laterales y de carriles centrales reversibles en horas punta.

3. El túnel construido desde el camino de la Ermita, en Aravaca, enlaza con unas calles estrechas, no preparadas para tráfico denso. ¿Cuántos autobuses está previsto que lo utilicen? En cambio, no se ha construido el lógico enlace -inferior o superior- entre la N-VI y la amplia calle de la Osa Mayor. Dentro de unos años se tendrá que hacer. Mientras, podría permitirse el uso del actual túnel a los vehículos privados procedentes o con destino a Aravaca, en un sentido u otro, según las horas punta. Con ello se conseguiría un reparto más proporcional del tráfico denso de o hacia esa zona.

4. En relación con el párrafo anterior, deberían ensancharse la calle de las Pléyades desde Ana Teresa hasta la N-VI, la calle de Ana Teresa desde el camino de la Ermita hasta las Pléyades, y el camino de la Ermita desde Ana Teresa hasta la N-VI, para habilitar en ellas un carril más de circulación. La zona expropiable apenas si afecta a una o dos edificaciones complementarias, y el coste de esta necesaria actuación, al lado del de las expropiaciones realizadas, es pequeño. Con ello se lograría hacer más fluido el tráfico, tan lento en horas punta, y se evitarían las peligrosas maniobras que los autobuses deben hacer actualmente para torcer por las estrechas calles.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de mayo de 1994