Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

GENTE

Mariam Suárez, hija del ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez a quien se le diagnosticó un cáncer de pecho hace dos años, cuando se encontraba embarazada de su segundo hijo, que nació el 16 de marzo de 1993, ha anunciado que se considera completamente recuperada y afirma que "merece la pena luchar", y que "el cincuenta por ciento de una curación está en el propio enfermo". La primogénita de Suárez, de 32 años, que siguió adelante con su embarazo pese a la dificultad que conllevaba llevarlo a término y seguir el tratamiento, ha realizado unas declaraciones a la revista ¡Hola! -las primeras tras su curación- en las que narra los sentimientos opuestos de "incredulidad y de certeza absolutas, de miedo y valentía, de confusión y lucidez" que experimentó cuando supo la gravedad de su enfermedad. "Me dieron tres meses de vida y me dijeron que no tenia remedio, y a la vista está que si luchas y tienes ayuda de arriba se consigue". Aunque no había trascendido hasta ahora, Mariam Suárez explica que el nacimiento de su hijo, en la clínica de Navarra, coincidió con las fechas en que la familia real se encontraba en la misma acompañando a don Juan de Borbón, y que la reina Sofía, una de las primeras personas que se acercó a visitarla, tuvo el gesto de dar el primer biberón al bebé.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 1994