Un paso sobre el Guadarrama salvará de los coches a un puente del siglo XVIII

El puente de Retamar sobre el río Guadarrama ha pasado de soportar el peso liviano de las carrozas reales rumbo a El Escorial a ser machacado dos siglos después por las ruedas de 15.000 vehículos diarios. Al Retamar le llegará un retiro más apacible dentro de un par de años con la construcción aguas arriba de otro puente que desviará el trasiego de la carretera de Las Rozas a El Escorial (M-505). Otros puentes históricos de la región esperan igual suerte con sus pretiles averiados por el tráfico.

El puente de Retamar (siglo XVIII) es demasiado. estrecho para soportar el tráfico de la carretera de. Las Rozas a El Escorial (M-505): 15.000 vehículos diarios, según datos de 1993. A sus siete arcos de granito labrado no les basta una rehabilitación y tampoco es posible ensanchar el puente sin echar a perder su elegante factura, por lo que la Comunidad de Madrid planea construir uno nuevo aguas arriba del río Guadarrama.El proyecto para un nuevo paso del río requiere desviar la carretera hacia la curva que lleva al puerto de Galapagar. En la actualidad se estudian los efectos medioambientales del nuevo trazado, que habrá de respetar el futuro proyecto de carretera cuyas obras comenzarán en 1995, según aventura Agustín Herrero, director de Carreteras de la Comunidad.

Este tipo de actuación ya se hizo hace unos años con el puente de Herrera (siglo XVI) sobre el Guadarrama, en la carretera de Galapagar a Torrelodones. Allí, un puente moderno ha absorbido el tráfico de la carretera, y el antiguo, construido por el arquitecto Herrera, posiblemente a la vez que el monasterio, ha quedado para uso de los peatones.

El riesgo de ampliar

No siempre es necesario desviar la carretera, ya que algunos puentes pueden ampliarse, como el de Algete sobre el Jarama o el de La Pedrera en el Alberche. Esto le ocurrirá al puente de Santos de la Humosa, de la época de los Austrias, donde se aprovechará parte del paramento de piedra que adorna el puente para ampliarlo. Sin embargo, esta operación tiene sus riesgos. Antes de construir el nuevo puente que liberó al de Herrera del tráfico se intentó ampliarlo con voladizos de hormigón armado. Bellas Artes declaró entonces el puente monumento nacional y obligó a los responsables del desaguisado a reconstruirlo. Estas actuaciones forman parte del programa de Rehabilitación del Patrimonio Histórico de la Red, que la Consejería de Transportes pondrá en práctica dentro del Plan de Carreteras 1994-2001. Otros puentes que hay que recuperar son el de la Reina, en Aranjuez, y otros pontones pequeños situados en los caminos que comunican con las residencias reales.El puente del Herreño sobre el río Guadarrama, en Galapagar, está pendiente también de que se encuentre un itinerario aceptable por el que desdoblar la carretera a Guadarrama, por la que circulan 7.000 vehículos diarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de abril de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50