Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU informatiza los datos de los niños bosnios para hallar a sus padres

La Organización de las Naciones Unidas y una organización no gubernamental con sede en la ciudad croata de Zagreb ha puesto en marcha la informatización de los datos de los niños bosnios que han perdido el rastro de sus familiares durante la guerra para facilitar su reunificación.El proceso de paz emprendido tímidamente en Bosnia-Herzegovina está dejando al descubierto los dramas que más de dos años de guerra han causado ya a la sociedad bosnia. Uno de ellos lo constituyen, sin duda, los cerca de 60.000 menores que se han tenido que separar de sus respectivas familias y las decenas de cientos de ancianos que, al no poder seguir a sus hijos en su huida de la guerra, han quedado atrapados en las zonas del conflicto que asola a la antigua Yugoslavia.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la organización no gubernamental Niños Solos en el Exilio, situada en la capital de Croacia, Zagreb, han lanzado una operación de reunificación entre las familias de los más de 20.000 menores que se encuentran en los campos de acogida en Croacia, Italia, Turquia o Suecia.

El color de los ojos

Según la portavoz del ACNUR, Silvana Foa, "durante estos dos años de guerra muchos padres entregaron a sus hijos a aquéllos que podían escapar para ponerles a salvo de la violencia". La mayoría de estos pequeños, muchos de muy corta edad, están completamente indocumentados y son sólo capaces de recordar su nombre. "Si alguna vez tuvieron papeles, éstos se perdieron", añadió Foa.Ambas organizaciones están reuniendo la mayor información posible sobre los menores bosnios, como el color de ojos, del cabello y sus fotografías para introducirlo todo en disco óptico. La central de datos informatizados estará en París y será posible consultar inicialmente desde 10 puntos, tanto en Bosnia-Herzegovina, como Sarajevo, Tuzla y otras ciudades que han sido especialmente azotadas por la guerra.

Se espera que en el futuro se habiliten hasta 40 puntos donde poder consultar los datos. Hasta la fecha, la información correspondiente a 500 chavales ha sido ya introducida en el sistema informático. Uno de los mayores problemas que apuntaba Foa es que todavía muchas familias se encuentran atrapadas en zonas de muy difícil acceso, ya que las hostilidades continúan.

A pesar de la gran cantidad de ancianos que permanecen solos en Bosnia-Herzegovina, estas organizaciones, que cuentan con algo menos de un millón y medio de dólares para el proyecto, han decidido actuar primero con los menores, ya que "es la población más vulnerable". "Si esperamos mucho", dijo Foa, "los más pe queños podrían olvidar quiénes son, por lo que el proceso de registro debe empezar a realizarse rápidamente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 1994