Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos nacionalistas gallegos ratifican su unificación

Santiago de Compostela

El sindicalismo nacionalista gallego ratificó ayer su reunificación. Las dos centrales que existían hasta ahora se disolvieron para constituir la Converxencia Intersindical Galega (CIG), que en los últimos cuatro años ya había funcionado como una especie de coalición. La CIG se convierte en la quinta fuerza sindical de toda España y aspira a ser la organización mayoritaria en las empresas gallegas. Fernando Acuña, hasta ahora máximo dirigente de CXTG, será el nuevo secretario general de CIG.La división del sindicalismo nacionalista arranca de principios de los años ochenta, cuando se produjo una escisión que dio lugar a dos formaciones, la Intersindical Nacional de Traballadores Galegos (INTG), próxima al Bloque Nacionalista Galego, y la Confederación Xeral de Traballadores Galegos (CXTG), que aglutinaba a otros sectores de la izquierda galleguista.

Pese a las diferencias históricas entre algunos colectivos, el proceso de convergencia se ha desarrollado sin apenas conflictos. Sólo plantearon dificultades las dos organizaciones de la administración pública de ambos sindicatos, que a última hora decidieron no participar en el congreso por disputas entre sus dirigentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de marzo de 1994