Cerrado al tráfico marítimo el estrecho del Bósforo tras la colisión entre un petrolero y un carguero

La noche del domingo al lunes se iluminó dramáticamente en Estambul. El petrolero Nassia y el carguero Ship Broker, ambos de bandera chipriota, colisionaron en el estrecho del Bósforo, la franja de agua de 35 kilómetros de longitud y apenas 700 metros de ancho en algunos tramos que divide Asia de Europa. Los dos navíos se incendiaron de inmediato. El Nassia perdió casi la mitad de las 100.000 toneladas de crudo ruso que transportaba y 13 marineros murieron. El tráfico marítimo en una de las rutas náuticas más concurridas del mundo quedó interrumpido.

Los equipos de rescate y descontaminación luchaban ayer intensamente para tratar de apagar las llamas que todavía coronaban el casco del Nassia, que había derivado desde la orilla europea de Estambul, la más poblada, hacia la asiática. El estrecho del Bósforo, por el que cada año navegan más de 50.000 navíos, divide Estambul en dos.El petrolero Nassia procedía del puerto ruso de Novorossiisk y se dirigía al italiano de Génova, donde tenía previsto descargar sus 98.000 toneladas de crudo, cuando en medio de la noche se encontró con el Ship Broker. La colisión abrió una brecha en el casco del petrolero, que empezó a verter su con tenido. Los dos buques se in cendieran de inmediato y las llamas se extendieron por el mar, donde el crudo había formado una extensa película inflamable.

El espectáculo del fuego so bre el Bósforo continuó ayer durante buena parte del día, con grandes columnas de humo flotando sobre el cielo de Es tambul y el mar Negro.

La colisión ocasionó la muerte de 13 tripulantes y heridas a otros 28. La mayoría de los tripulantes eran de nacionalidad filipina. Hasta el momento, 15 marineros se encuentran desaparecidos, según informa ron ayer las autoridades turcas, que volvieron a exigir un "más estricto control de la navegación" a través del estrecho y del mar de Mármara.

El ministro turco para el Medio Ambiente, Riza Akcali, aseguró que el crudo caído al mar desde el Nassia ha contaminado las aguas del Bósforo y advirtió a la población de los puertos vecinos que no comercie ni consuma pescado hasta que se realicen los análisis pertinentes.

50.000 navíos

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El Bósforo es un estrecho natural de una importancia capital para todos los países ribereños del mar Negro (Bulgaria, Rumania, Ucrania, Rusia, Georgia y Turquía). De centenar y medio de navíos que surcaban estas aguas en los años treinta se ha pasado a más de 50.000, lo que convierte al Bósforo en una de las vías marítimas más concurridas del mundo. Por este camino sale al exterior buena parte del petróleo ruso. El Bósforo permite que cerca de 800.000 barriles diarios de crudo ruso salgan camino de Occidente desde tres puertos de exportanción: Tuapse, Odessa y Novorossiisk, donde el Niassa había llenado sus tanques. El cierre continuado de esta ruta marítima tendría gravísimas repercusiones para las ya. deterioradas economías rusa y ucrania.

Sin embargo, el infierno en que se convirtieron las aguas del Bósforo en la noche del domingo al lunes hará que los argumentos turcos en favor de una nueva regulación del tráfico marítimo sean tenidos en cuenta. El gobernador de Estambul, Hayri Kozakcioglu, declaró que el accidente a las puertas del mar Negro ejemplifica mejor que nada el peligro que encierran los grandes petroleros. "No debería permitirse un incremento en el número de petroleros que circulan por el estrecho", señaló Kozakcioglu.

La navegación a lo largo de los estrechos del Bósforo y de los Dardanelos, que comunican el mar Negro con el Mediterráneo, se rige por la Convención de Montreaux, firmada en 1936. Dicha convención no establece que los navíos que se aventuren por esa estrecha lengua de mar deban acogerse a un práctico (piloto local familiarizado con la ruta). En el momento de la colisión entre el Nassia y el Ship Broker, ninguno de los buques estaba pilotado por un práctico: el Nassia no había requerido la presencia de ninguno y el Ship Broker acababa de despedir al suyo.

La Convención de Montreaux fue signada por Turquía, Francia, Reino Unido, Japón, la ex Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la antigua Yugoslavia, Grecia, Rumania y Bulgaria, y en ella se establecía el libre tráfico marítimo por los estrechos. del Bósforo y los Dardanelos, salvo en tiempos de guerra. Turquía no ha dejado de clamar en los últimos años por una revisión de la convención para regular la progresiva saturación de esta vía naval.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS