Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Regalos con sorpresa

Los regalos anunciados son, muchas veces, reclamos para comprar objetos que luego resultan de dudosa utilidad o difíciles de conseguir. "Recuerdo dos casos especialmente" cuenta el portavoz de la OCU, Juan del Real. "En uno de ellos se regalaba una cámara de fotos, pero había que desplazarse hasta Londres para conseguirla; en otra ocasión se ofrecía una noche en un hotel y para disfrutarla el cliente debía abonar media pensión". Ana Estades, asesora jurídica de la FUCI, cuenta que un día llamó una señora muy enfadada porque había comprado a plazos una batería de cocina pensado en la vajilla que regalaban. El problema era que la vajilla no se la entregarían hasta que pagara el último plazo, al cabo de dos años. La revista Ciudadano recoge otro caso: por la compra de una plancha entregaban un cepillo a pilas para perros; dos meses después de haber pagado la plancha lo único que se había recibido era el cepillo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de marzo de 1994