El gobernador de Pontevedra cree que la Guardia Civil actuó correctamente en Nigrán

El gobernador civil de Pontevedra, Jorge Parada, consideró ayer "correcta en términos generales" la actuación de la Guardia Civil en el escenario de la matanza de Nigrán. Su visión de los hechos contrasta con la expresada por el Consejo General del Poder Judicial, que el miércoles decidió exigir responsabilidades penales y disciplinarias por lo sucedido.El órgano de gobierno de los jueces habló de "pasividad de la Guardia Civil" para comunicar los hechos al juez y consideró grave que no se hubiese precintado la casa y se procediese a retirar los casquillos y a levantar los cadáveres sin la presencia del magistrado.

Por su parte, el ministro del Interior, Antoni Asunción se mostró ayer convencido de que no hubo incompetencia en la actuación de la Policía Nacional y de la Guardia Civil tras la matanza de Nigrán. Asunción reconoció que pudo haber negligencia por parte de los agentes por la tardanza en avisar al juez, y recordó que había un agente expedientado, pero alabó finalmente "su eficacia en la investigación y en la puesta a disposición judicial de los asesinos".

Asunción dijo que no había recibido la queja del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), aunque sí la del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, enmarcando ambas dentro de una exagerada visión de los hechos. El titular de Interior de Interior calificó de "desmesurado" el entorno que se ha generado hacia la actuación policial en el cuádruple crimen.

En Madrid, el ministro de Justicia, Juan Alberto Belloch, opinó que en modo alguno se ha producido un conflicto entre el Poder judicial y el Ejecutivo en tomo a este caso.

El agente expedientado al que se refería el titular de Interior es el cabo Juan Carlos Rodríguez Pardo, comandante accidental del puesto de Gondomar y primer agente llegado a la casa donde minutos antes habían muerto el industrial David Fernández Grande, su esposa, su hija y la sirvienta. En la investigación abierta por orden del teniente coronel-jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra, José Luis Gómez Aparisi, seseñala que el cabo no notificó los hechos a la autoridad judicial como previene el artículo 294 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. El expediente deberá determinar si hubo o no negligencia en la comunicación al magistrado, según fuentes del gobierno civil.

Sin terceros

Jorge Parada insistió ayer en que no hay terceras personas a las que pueda involucrarse en el cuádruple asesinato. Como presuntos autores continúan detenidos los policías nacionales Manuel Lorenzo Vázquez y Jesús Vela Martín.

Ayer se produjo la primera entrevista entre el acusado Manuel Lorenzo y su nuevo defensor de oficio, Fernando Rubianes Santos. Tras su encuentro con Lorenzo, Rubianes señaló a la agencia Efe que no tenía ninguna queja de la actitud de su defendido. El nuevo letrado sustituye al abogado Luis Lorenzo Cuervo, que renunció a llevar el caso ya que su hermano Ramiro Lorenzo Cuervo defiende al segundo inculpado, Jesús Vela.

Rubianes, que no descarta solicitar al juez que se realice una reconstrucción de los hechos acaecidos en el chalé del empresario asesinado, pidió respeto hacía las partes implicadas en el sumario y para los inculpados, aunque calificó los hechos de "absolutamente despreciables". Respecto a las declaraciones del CGPJ sobre la actuación de las Fuerzas de Seguridad, el abogado de Manuel Lorenzo dijo que exigirá todas las pruebas pertinentes para la defensa de su patrocinado. "Haré valer todos los derechos que exige la ley", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de febrero de 1994.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50