Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El INI aportará más de 87.000 millones para sanear Ensidesa

La junta general extraordinaria de accionistas de la empresa estatal siderúrgica asturiana Ensidesa aprobó ayer una operación acordeón para recomponer la situación patrimonial de la compañía, que ha acumulado importantes pérdidas en los últimos ejercicios. Con esta operación, que supondrá un coste para el accionista, el Instituto Nacional de Industria (INI), superior a los 87.000 millones de pesetas, se pretende enjugar tanto las pérdidas acumuladas por Ensidesa.

Además se pretende reducir las pérdidas que se prevén para los próximos ejercicios hasta la constitución de la nueva sociedad siderúrgica que asumirá los activos industriales de Ensidesa y de Altos Hornos de Vizcaya (AHV).La operación acordeón diseñada supondrá reducir a cero el capital social de Ensidesa y proceder a una ampliación del mismo mediante la emisión de 50.058 acciones, con un valor nominal de 125.000 pesetas, lo que supondrá un capital social de 6.258 millones. También se aprobó una prima de emisión de 950.000 pesetas por acción, lo que supondrá un desembolso adicional de 47.555 millones de pesetas. Con ello Ensidesa pasará a disponer de unos recursos propios (capital más reservas) de 53.812 millones.

Dos operaciones

Hasta ahora Ensidesa tenía un capital de 33.769 millones de pesetas, representado en 145 millones de títulos con un valor nominal de 270 pesetas cada uno. En las dos operaciones acordeón de Altos Hornos de Vizcaya y de Ensidesa, la sociedad matriz, la Corporación de la Siderurgia Integral, asumirá un coste total de 134.539 millones de pesetas, de los que 87.601 corresponden al reequilibrio de Ensidesa y 46.938 millones a Altos Hornos de Vizcaya.El coste lo asumirá la CSI con la aportación de sus accionistas al 50% por parte del Instituto Nacional de Industria y la Dirección General del Patrimonio que condonarán las deudas de la Corporación Siderurgia Integral por importe suficiente para posibilitar la ejecución de las operaciones acordeón.

Las dos empresas están inmersas en el proceso de reconversión del sector siderúrgico, que prevé la reducción de la capacidad y la puesta en marcha de una nueva acería compacta en Sestao, en la que participará capital privado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de febrero de 1994

Más información

  • La junta de accionistas aprueba la reducción de su capital