Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONFLICTO ENTRE JUECES

"Yo creo que el Rey no hará nada contra mí", dice la madre

"Yo creo que el Rey no puede hacer nada, no hará nada contra mí", declaró ayer a este periódico Encarnación Dolores Álvarez Nogués, la madre de Marta, una niña de siete años que el Constitucional declaró hija de Eugenio M. V., un piloto al que Encarnación conoció hace ocho años.Tras la inicial alarma que le produjo oír por la radio la noticia del conflicto en torno a la sentencia que le dio la razón, la madre de Marta aseguró ayer que, si Eugenio lo acepta, ella está dispuesta a que se someta a la prueba. Fue tajante: "No tengo nada que perder. Yo sé muy bien quien es el padre y él también; pero que se la haga si quiere convencerse a estas alturas".

La propuesta de Álvarez Nogués viene a suplir el único desacuerdo que hubo en el seno del Constitucional sobre la sentencia, y que origino el voto particular del magistrado Pedro Cruz Villalón, quien estimó que se debería dar oportunidad al demandado de someterse a, la prueba biológica de paternidad. Alvarez Nogués no se atrinchera tras la decisión del Constitucional que declaró padre de su hija a M. V., sino que mantiene viva la petición que le hizo durante los siete años de batalla jurídica: "Sigo dispuesta a que se haga la prueba porque quiero que mi hija no sea una hija sin padre y sé cuál sería el resultado".

En cuanto al conflicto planteado, Álvarez Nogués se encuentra ya tranquila. "Yo no soy abogada, pero Consuelo Abril [su letrada] ya me ha explicado que éste es un problema entre tribunales". Su opinión es ésta: "Yo creo que han cogido mi caso como una pelota de tenis, pero el Rey se tiene que lavar las manos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de febrero de 1994