Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel y la OLP esperan un acuerdo sobre Gaza y Jericó dentro de una semana

Los negociadores israelíes y palestinos tienen la esperanza de salvar en el plazo de una semana los principales obstáculos que se oponen a la aplicación de la autonomía a la franja de Gaza y a Jericó (Cisjordania). El líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yasir Arafat, y el ministro israelí de Exteriores, Simón Peres, elaboraron en la ciudad suiza de Davos un proyecto de acuerdo, que consta de ocho páginas, sobre la retirada militar israelí de los citados territorios ocupados.Tanto Arafat y Peres como sus colaboradores expresaron ayer la certeza de que habrá resultados positivos en su próxima reunión de El Cairo, fijada para dentro de una semana, posiblemente el próximo domingo, según algunas fuentes.

El viceministro israelí de Exteriores, Yossi Beilin, confirmó ayer que Arafat y Peres habían avanzado, y esperaba que en la reunión. de El Cairo se pueda concluir un acuerdo sobre "los tres principales obstáculos". Éstos son, según Beilin, el control fronterizo para pasar a Jericó sobre el río Jordán, la extensión del área de Jericó que será administrada por los palestinos y la seguridad para los colonos judíos de la franja de Gaza.

Beilin añadió: "En realidad estamos hablando sobre aspectos técnicos, sobre pequeños detalles, que son muy importantes. En términos generales se trata de cuestiones simbólicas para la OLP y de seguridad para nosotros, y el compromiso que debe alcanzarse sobre estas bases".

El primer ministro israelí, Isaac Rabin, juzgó "positivo" el proyecto de acuerdo. Rabin se mantuvo en contacto telefónico permanente con Peres durante las 48 horas de negociaciones con Arafat en Davos. La radio israelí dijo que el primer ministro está conforme con los puntos del proyecto.

Asentamientos

Mientras, el embajador de la OLP en El Cairo, Said Kamal, dijo en Amman que el proyecto de acuerdo contempla un área de asentamientos judíos en la franja de Gaza de 36 kilómetros cuadrados, y que la seguridad de la zona correría a cargo del Ejército israelí. Otros 10 kilómetros cuadrados, que Israel incluye en una zona de seguridad para los asentamientos, quedarán bajo administración civil palestina, pero con patrullas israelíes.Decenas de colonos judíos radicales, opuestos a cualquier acuerdo con la OLP, intentaron ayer establecer a la fuerza tres nuevos asentamientos en Cisjordania. El Ejército israelí rodeó a los colonos y decretó una "zona militar cerrada" en torno a sus posiciones. La de ayer es la cuarta tentativa a lo largo de esta semana para establecer asentamientos judíos salvajes en Cisjordania.

En la ciudad de Gaza y en el campo de refugiados de Jabaliya, entretanto, tres palestinos, uno de ellos de doce años, resultaron heridos por soldados israelíes, según fuentes palestinas citadas por France Presse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de febrero de 1994