Burning: "El rock sobrevive en Madrid gracias a los barrios"

El grupo madrileño más veterano actúa mañana en San Blas

Pepe Risi y Johnny C. son Burning, el grupo rockero en activo más veterano de Madrid. La próxima primavera hará 20 años que se juntaron en la capital para vivir, según ellos, en el Iado peligroso del rock and roll". Sin caer en la nostalgia, sus canciones siguen hablando de pandillas, chicas y líos. Sólo han cambiado en una cosa: ya no les gusta el centro y por eso actúan mañana en la sala Canciller. Estaba previsto que lo hicieran hoy en la sala Sukursal, pero el Ayuntamiento ha cancelado la cita.

Burning

Canciller (Pobladura del Valle 21), a las 22.00. 1.500 pesetas.

Qué hace una chica como tú en un sitio como éste es la canción más conocida de Burning, y con ella fueron calificados como los padres de la movida madrileña: "Nosotros empezamos antes", afirma Pepe Risi, "pero no nos importa que piensen eso, aunque nuestro rollo era más rockanrolero". A su vez Johnny apunta: "Nos gustaba dar consejos a los grupos que empezaban en Madrid, pero nosotros éramos de la movida de los barrios, y la famosa movida madrileña era cosa que se dio en el centro".Pepe Risi vivía y vive en La Elipa, y Johnny, tras pasar 10 años en Chueca, otros 10 en Carabanchel y estar establecido ahora en Batán, donde regenta un bareto de rock and roll, reivindican los barrios de Madrid como lugar donde aún es posible relacionarse de forma más humana: "Antes nos encantaba el centro", dice Pepe, "cuando salías te dejabas llevar a donde fuera. Ahora el centro, de noche, se ha vuelto peligroso, y cuando salimos es para ir a algún sitio concreto".

Las letras y la música de las canciones de Burning las hacen entre los dos desde que hace años decidieron unir sus vidas para entregarlas al rock and roll, del que se quedaron enganchados. Pepe y Johnny añoran el romanticismo de sus comienzos, pero les encanta que ahora esa música tenga mejor difusión que entonces.

Los malos momentos de 20 años de carrera y 10 álbumes editados no han restado moral al grupo, fiel siempre a sus orígenes: "Estamos bien como estamos", afirma Johnny.

Mañana volverán a cantar a su ciudad en San Blas. La junta municipal de Carabanchel suspendió, ayer mismo, el concierto previsto hoy en Sukursal, porque esta sala excedió el aforo permitido en una convocatoria celebrada hace una semana, según informó el manager del grupo. Con el consiguiente trastorno, pues ya se había hecho la promoción de dicho concierto.

Madrid pesará siempre en el espíritu de ambos rockeros: "Nuestro primer disco se llamó precisamente Madrid; incluso en nuestro último álbum, No mires atrás", concluye Pepe, "volvemos a hablar del, Drugstore, esos sitios tan encantadores que había en Madrid, que no cerraban en toda la noche y donde te podías pasar horas leyendo, comiendo o ligando. Nos gustaría que volvieran esos lugares y el espíritu que tenía la ciudad entonces".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de enero de 1994.