Los delegados de la FSM acudirán divididos al congreso del PSOE

El congreso de la Federación Socialista Madrileña (FSM) convocado para seleccionar al los 52 delegados que representarán a los socialistas madrileños en el 33º Congreso del PSOE empieza esta tarde sin acuerdo. No se ha logrado confeccionar una lista única pero tampoco se descarta la posibilidad de que ésta fragüe a última hora, que surja otra alternativa o que se den hasta tres opciones. El entre Joaquín Leguina, el candidato de los renovadores históricos y presidente regional, y José Acosta, presidente de la FSM y cabeza visible de los guerristas en Madrid, es lo único claro a estas alturas. El ex alcalde Juan Barranco se plantea la oferta de sectores críticos con Leguina (acostistas, renovadores de la base y miembros de Izquierda Socialista) para encabezar una lista de "integración" que se enfrente a la de los renovadores mayoritarios.Las declaraciones de los dirigentes regionales dejan en evidencia un estado de enfrentamiento. Leguina ofreció a Acosta colocar a Barranco como número dos de su lista y un reparto proporcional de sus delegados (60% renovadores y 401/o guerristas). Acosta y Barranco no han aceptado este planteamiento y contraponen una cabeza compartida.

Barranco ha asegurado que buscará la integración de todas las fuerzas de la FSM hasta el último momento "para conseguir la estabilidad", pero se plantea encabezar a todos los críticos con Leguina. Los acostistas ven bien esta coalición, incluso para el futuro congreso de Madrid, y cuestionan que Leguina unifique a todos los renovadores. Los leguinistas -y la mayoría de Izquierda Socialista- están convencidos de que ganarán este fin de semana y acapararán el 75% de los delegados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de enero de 1994.

Lo más visto en...

Top 50