Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una avalancha de nieve retiene a 1.000 madrileños en los Alpes

Cerca de un millar de madrileños que debían haber emprendido ayer el viaje de regreso desde la estación invernal de Isola 2000, situada en los Alpes Marítimos, fronterizos ente Francia e Italia, poniendo fin a la denominada semana blanca de esquí, se encuentran incomunicados desde hace dos días debido a una avalancha de nieve y piedras que ha cortado la carretera de acceso a la estación.Los responsables de Isola 2000 informaron ayer a los esquiadores, según comunicó uno de éstos a este periódico, que no había nevado con tanta intensidad en la estación desde hace 15 años, y que circular por las carreteras entrañaba serio peligro debido a los desprendimientos.

Los trabajos para desbloquear la carretera de acceso continuaban para hacer posible que los esquiadores emprendiesen viaje hoy, aunque si éstos no concluyeran, y debido a una nueva borrasca, el regreso podría demorarse otros dos o tres días, según explicaron desde la estación.

Entre los madrileños incomunicados se encuentran los integrantes de varias excursiones organizadas que partieron desde Pozuelo de Alarcón, Becerril de la Sierra y Madrid capital el pasado día 1 de enero, así como numerosos vehículos particulares con matrícula de Madrid, que ayer tuvieron que ser rescatados de debajo de la nieve. "Sólo se veían las antenas de los coches", informaban ayer desde la estación, mientras se aseguraba que las cumbres estaban siendo dinamitadas para evitar que se produjeran avalanchas.

Los aficionados a la nieve, que llevaban tres días sin poder practicar el deporte del esquí, han pasado más de 24 horas sin poder abandonar sus apartamentos debido a que las máquinas quitanieves no pudieron limpiar los accesos a la calle.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de enero de 1994