Internada una mujer que mató a su hijo de 10 años porque estaba "endemoniado"

Julio Bañó Ruíz, un niño de 10 años recién cumplidos, falleció el domingo al mediodía en Alicante tras una paliza que le dio su madre, María Salud Ruiz, de 32 años, que tiene perturbadas sus facultades mentales, porque pensaba que el crío estaba "endemoniado".Fuentes policiales informaron que, sobre las 14.30 del domingo, la mujer llamó a la Cruz Roja para pedir ayuda al ver que su hijo sangraba abundantemente por la boca. El niño fue trasladado, junto a la madre, al Hospital General, donde falleció poco después. El cuadro clínico que presentaba el pequeño Julio era de politraumatismo. La autopsia ordenada por el juez determinará las causas exactas de la muerte.

Sebastián García-Raja, comisario jefe de la ciudad, afirmó ayer que el niño había muerto "a manos" de su madre, según confesó ella misma a los integrantes de la Cruz Roja durante el trayecto en ambulancia al hospital. En plena crisis nerviosa, María Salud declaró que golpeó a su hijo para intentar "arrancarle" los espíritus malignos. La madre fue interrogada por la policía y el juez que instruye el caso decretó su traslado al pabellón psiquiátrico de la cárcel de Fontcalent. La policía interroga ahora a familiares y vecinos, que aseguran que oyeron gritar al niño en la noche del sábado al domingo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 06 de diciembre de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50