Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alfaro acusa al financiero suicida de usar su firma en letras falsas

El vicepresidente de Supermercados Alfaro, Benedicto Alfaro, afirmó ayer ante el juez de delitos monetarios que el economista Baltasar Egea falsificó su firma y la de su hija Carmen Alfaro en letras financieras antes de suicidarse, el pasado 4 de mayo. El montante de dichas letras podría ascender a 1.200 millones de pesetas.Egea se suicidó en su vivienda de la Moraleja tras disparar sobre su mujer y su hijo, pero antes había remitido al juez de delitos monetarios Miguel Moreiras una carta en la que achacaba la decisión de suicidarse a problemas económicos derivados de que varias personas no le habían devuelto préstamos que sumaban unos 5.000 millones de pesetas y le dieron como garantía de los mismos letras falsas.

Alfaro dijo ante el juez que conoció a Egea en 1989 y éste se ofreció como intermediario financiero. A mediados de 1991, Alfaro se puso en contacto con Egea porque éste le ofrecía mejor financiación que los bancos, con un interés de un punto más bajo.

A la salida del juzgado, Benedicto Alfaro recordó que al día siguiente de la muerte de Egea presentó una denuncia, tras conocer que varias personas tenían letras del grupo Alfaro con su firma y la de su hija, que según Alfaro son falsas. "El juez no me ha acusado de nada" añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de noviembre de 1993