Situacion límite

La experiencla del equipo encabezado por Ricardo Arregui en el Everest ha abierto nuevas puertas al estudio de los problemas relacionados con la alta montaña. "La gran altitud es un laboratorio experimental de excepción, ya que coloca al ser humano, en una situación límite", dice Arregui."Donde nosotros vivimos durante dos meses sólo teníamos piedras de la morrana glacial y hielo, no había vida natural, sólo una especie de cuervos que suben a las alturas porque, como el ser humano deja basuras, los estamos convirtíendo también en alpinistas" señala.

Para este especialista, la expedición ha sido enriquecedora desde el punto de vista científico y también humano al haber podido comprobar y sufrir por sí mismo, el mal de altura o las alteraciones físicas y psíquicas que ocasiona la montaña.

Más información

"Yo nunca me había enfrentado conmigo mismo de la manera en que lo he hecho, en esta expedición. Ha sido una vivencia personal, muy al límite y muy provechosa en todos los sentido" añade.

Los detalles de su aventura los cuenta en el libro, El quirófano del hielo (del bisturí al Everest), escrito en colaboración con José Miguel Bayón, publicado por Mira Editores.

"Volví del viaje completamente pacífico y tranquilo. Luego sufrí los problemas físicos, caí enfermo y me asusté. Pero ha valido la pena. He sido un privilegiado al vivir una aventura fuerte, con un resultado final muy productivo".

Ricardo Arregui piensa ahora en nuevos proyectos e investigaciones relacionados con montaña y el hielo, entre ellos una posible expedición a la Antártida, que permitiría continuar los estudios que motivaron el viaje al Everest y confirmar alguno de sus resultados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 17 de octubre de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50