Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nicolás Redondo deja el mando de UGT antes de que le margine el tiempo

La Unión General de Trabajadores (UGT) pasó ayer una página en su historia. Nicolás Redondo anunció que deja la secretaría general de la central socialista tras 18 años de mando. El veterano líder sindical, de 66 años, justificó su retirada precisamente por su edad. "A quien no se quiere marchar es el propio paso del tiempo el que lo margina", reconoció ayer poco después de anunciar a la ejecutiva y al comité confederal del sindicato su decisión.Redondo, que a lo largo de los últimos años ha mantenido fuertes discrepancias con el PSOE y el Gobierno, aclaró que su relevo se hará efectivo en el congreso del próximo mes de abril, en el que también se irá José María Zufiaur, su mano derecha. El todavía secretario general de UGT, que no aceptará ningún cargo honorífico en el sindicato, sugirió tres delfines: Antón Saracíbar; Manuel Fernández, Lito, y Alberto Pérez. Saracíbar, de 51 años, representa la experiencia y la transición hacia el relevo generacional. Lito, de 46 años, cuenta con el poder de las federaciones. Pérez, de 42 años, es la opción más novedosa y rejuvenecedora.

Dirigentes políticos y sindicales han coincidido en destacar la figura de Redondo. El líder de CC OO, Antonio Gutiérrez, dijo que la retirada "no hace peligrar la unidad sindical". El vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra, manifestó que "la decisión de Redondo abre una nueva etapa en la vida de UGT". El presidente del Partido Popular, José María Aznar, recordó: "Siempre he expresado mi respeto por él".

Páginas 51 y 52 Editorial en la página 16

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de octubre de 1993