Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un candidato de transición

RELEVO EN LA DIRECCIÓN DE UGT. En UGT empezó ayer una nueva etapa. Tras 18 años al frente del sindicato, Nicolás Redondo anunció su retirada, que se hará efectiva en el congreso de abril, al igual que la marcha de José María Zufiaur, su mano derecha. Para facilitar el relevo, Redondo sugirió ayer tres nombres de delfines: Antón Saracíbar; Manuel Fernández, Lito, y Alberto Pérez. El líder de Comisiones Obreras, Antonio Gutiérrez, afirmó que la retirada de Redondo "no pone en peligro la unidad de acción ni las negociaciones del pacto social".

Antón Saracíbar tiene en su contra y a su favor la edad. Con 51 años no puede personificar el relevo generacional. Pero, a la vez, por su experiencia es el hombre idóneo para dirigir la transición que se abre en UGT, tras el vacío que creará la salida de Redondo y Zufiaur.Saracíbar es el máximo responsable de organización y por ello conoce a fondo todas y cada una de las estructuras del sindicato. También sabe bien los apoyos y los detractores con que cuenta.

Vasco como Redondo, su trayectoria ha transcurrido paralela. Los dos renunciaron a sus actas de diputado en 1987 cuando el Gobierno aprobó, con la oposición de UGT, la reforma de las pensiones y se inició la ruptura de relaciones entre la central y el PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de octubre de 1993

Más información

  • ANTÓN SARACÍBAR