Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un Atlético feliz ante el Madrid mas triste

Otro derby lleno de contrastes, aunque con los términos invertidos. Es el Atlético el que vive un momento dulce, con su hinchada encendida y los resultados de su parte. Y es el Madrid el que pasa por sus peores días, en el pozo de la tabla, con el juego y los goles de espaldas. Es la imagen que ofrece el partido de hoy (20.30, televisiones autonómicas y La 2) en el campo del Vicente Calderón, que presentará una gran entrada. El Madrid, sin Alkorta, no se puede permitir más tropiezos. El Atlético, sin Solozábal y Luis García, necesita los puntos para mantener intactas sus ilusiones.

Cuenta la tradición que pocos factores tienen importancia en estas citas. Ni los precedentes, ni el estado que presentan los contendientes, ni el panorama de la clasificación. Ni siquiera el factor campo adquiere un valor decisivo. Son encuentros sobrecargados de motivación de por sí, ajenos a cualquier circunstancia predeterminante. No hay pronósticos.Lo que sí se producen son consecuencias. Y una derrota del Madrid le pondría al borde del precipicio. Tres ha sumado ya el conjunto de Benito Floro en lo que va de Liga (ante el Valladolid, el Deportivo y el Oviedo) y sólo se han disputado cuatro jornadas. Está en crisis. Necesita la victoria con urgencia. Primero, para recuperar la autoestima, uno de los aspectos más abandonados con los traspiés, y después, para no descolgarse en exceso de la cabeza del campeonato.

No acierta Floro a dar con el once ideal. En las cuatro jornadas disputadas, el técnico ha confeccionado cuatro alineaciones distintas. Ha recurrido ya a 17 futbolistas, de los que sólo dos han sumado todos los minutos posibles: Michel y Martín Vázquez. Éste último vuelve al equipo después de su ausencia en el encuentro del miércoles en Lugano, al igual que Butragueño, quien en principio será suplente. Floro ha vuelto a prescindir de Prosinecki y ha justificado su ausencia por "dolencias musculares". Alkorta, uno de los fijos, no podrá jugar tras la expulsión que sufrió en el último encuentro ante el Oviedo.

El reciente triunfo ante el Lugano (1-3) ha maquillado el bajo estado de ánimo de los jugadores. Allí, en tierras suizas, el Madrid retrasó hasta el mediocampo su zona de presión y le dio buenos resultados. Lógico es suponer que el técnico repita la estrategia ante el Atlético, principalmente porque el cuadro rojiblanco, a diferencia de otros años, jugará al ataque. Es la nueva filosofía de los del Manzanares.

El Atlético vive horas felices. Una cara nueva, con Caminero, Kiko y Manolo como guías, y una racha de resultados favorables han levantado la moral de los rojiblancos. Sin embargo, el aspecto que más ha contribuido al crecimiento del ánimo atlético es, precisamente, el mal color del vecino. En el Manzanares se vive más intensamente la rivalidad y las derrotas del Madrid han sido siempre su mejor jarabe.

Es el clima de euforia el principal enemigo de los rojiblancos. El entrenador y los jugadores lo saben. Por eso han insistido en restar importancia a la crisis ajena. "El Madrid es un adversario temible siempre" y en estos partidos no importa quién esté mejor", han sido las frase más repetidas.

Pereira no tiene problemas para confeccionar su alineación. No podrá recurrir al defensa Solozábal, aquejado aún de un esguince de tobillo, ni al goleador Luis García, sancionado por una expulsión que le ha costado 300.000 pesetas de multa. Pero pasa por momentos de excedente de personal. La baja del primero será cubierta por López y la del segundo por Kosecki, que gozará así de otra oportunidad entre los titulares.

Lo que no ha habido en esta ocasión son declaraciones altisonantes. En realidad, ésta es la pauta de los últimos tiempos. Sobre todo, desde que Jesús Gil y Ramón Mendoza iniciaron su amistad. Las únicas palabras críticas se han referido a la designación arbitral: Urio Velázquez. Una decisión que no ha sido bien recibida en el club rojiblanco y que ha generado un leve enfrentamiento verbal entre el colegiado y Jesús Gil. Los madridistas, por si acaso, se han apresurado a destacar que las actuaciones arbitrales no les están favoreciendo.

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Diego; Tomás, López, Caminero, Toni; Moacir, Vizcaíno, Manolo, Pirri; Kiko y Kosecki.

Real Madrid: Buyo; Luis Enrique, Nando, Sanchis, Lasa; Michel, Milla, Hierro, Martín Vázquez; Alfonso y Zamorano.

Árbitro: Urio Velázquez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de octubre de 1993

Más información

  • Alkorta, Solozábal y Luis García, únicas ausencias notables en el 'derby'