Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento italiano rechaza encarcelar a un antíguo ministro

Gritos de ladrones, ladrones" y "elecciones, ya" volvieron a resonar ayer bajo la vidriera de la Cámara de Diputados italiana, tras ser rechazada por sólo tres votos la petición de los jueces de Nápoles de encarcelar al ex ministro de Sanidad Francesco De Lorenzo, investigado por corrupción, prevaricación y presuntos contactos mafiosos.El liberal De Lorenzo, médico e hijo de otro galeno famoso en la capital del Vesubio, ha sido denunciado por tal cantidad de delitos en torno a un sector socialmente sensible, como es la sanidad, que ha tenido que reducir al mínimo sus apariciones en público. Ayer asistió impasible en su escaño de diputado al rechazo de la petición de encarcelamiento que los jueces justificaban por el peligro de reducción de las pruebas, ya que el antiguo ministro ha reconocido que ha quemado muchos documentos referentes a su proceso.

En un voto previo realizado en comisión, la petición judicial había sido rechazada por los partidos del Gobierno y otros contrarios a la prisión preventiva, como los verdes. Las protestas más fuertes procedieron ayer de la izquierda y de la Liga Norte. El Parlamento concedió ayer, en cambio, la autorización para procesar a De Lorenzo, así como a Antonio Gava, el líder del centro democristiano, investigado por corrupción y asociación con la Camorra.

Por su parte, el líder de la Liga, Umberto Bossi, sorprendió ayer con una tremenda amenaza a los jueces. "Somos rápidos con las manos y con las balas - que aquí cuestan 300 liras (unas 25 pesetas). El magistrado que quiera implicar a la Liga en el escándalo de las comisiones, sepa que su vida vale 300 liras", comentó el citado dirigente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de septiembre de 1993