Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento Europeo sugiere la introducción inmediata de un nuevo ecu anclado al marco alemán

La Comisión de Economía del Parlamento Europeo ha elaborado un documento de trabajo en el que sugiere que el Instituto Monetario Europeo (IME), que debe crearse el próximo 1 de enero, actúe prácticamente como banco central europeo y se encargue de emitir y manejar una moneda única. Este ecu paralelo estaría anclado al marco alemán. El IME y el Bundesbank, el banco central alemán, se comprometerían conjuntamente a mantener la paridad ecu-marco, según el documento, lo que en la práctica supone asumir la dirección de un SME en franca crisis.Según el Tratado de Maastricht, el IME es el embrión del futuro banco central europeo, y durante la segunda fase de la Unión Monetaria y Económica, que comienza el próximo 1 de enero, aún no debería emitir una moneda única. La próxima cumbre comunitaria que se celebrará en octubre, decidirá con toda probabilidad que la ciudad alemana de Francfort -sede del Bundesbank- albergue también al IME.

El eurodiputado socialista portugués Joao Cravinho, que es el autor del plan, se ha entrevistado ya con el presidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, con el Bundesbank, con la presidencia belga de la CE, y con el presidente del Gobierno español, Felipe González, para discutir su contenido, según el diario británico Financial Times.

Fuentes del Ministerio de Economía español confirmaron que Manuel Conthe, director del Tesoro, tenía previsto reunirse ayer con Cravinho en Madrid. Las mismas fuentes, sin embargo, restaron importancia al plan, al que calificaron de "desfasado".

Por otra parte, funcionarios de la Comisión Europea han negado que el plan, cuya discusión está prevista para el próximo martes, tenga carácter oficial alguno, informa Reuter.

Cravinho prevé, en el documento presentado a la Comisión económica del Parlamento Europeo, que se refuerce la coordinación monetaria entre los miembros del SME y que se aumente la capacidad de intervención en los mercados de cambio.

Reservas en divisas

Para ello, el plan propone que los Estados miembros cedan el 20% de sus reservas de oro y de divisas para que las gestione el IME. "Ambas autoridades monetarias, Bundesbank e IME, deberán definir la manera práctica y técnica que rija sus intervenciones comunes", afirma el documento.

Esta proposición de reforma del SME intenta remediar alguno de los problemas -como la especulación- que han dado al

traste con el actual sistema, según Cravinho. "La especulación, que ha quebrado duramente la filosofía subyacente al SME, queda [con el nuevo sistema diseñado] esarmada en parte", afirma el eurodiputado socialista en el documento.El plan también contempla que los Estados miembros del SME emitan toda su nueva deuda en ecus, a partir de la adopción de este sistema. La proposición, que los expertos califican de técnicamente complicada, necesita para su correcto funcionamiento que los Doce establezcan un nivel de tipos de interés de referencia y que pongan en marcha una política de rentas conjunta que vincule los aumentos salariales a la productividad.

Phillipe Maystadt, ministro de Finanzas de Bélgica, país que preside la CE, ya había sugerido esta semana "un doble anclaje" entre el marco alemán y una especie de ecu duro para el SME.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de septiembre de 1993