Asesinado en Sicilia un cura anti-Mafia

Giuseppe Pugliesi, párroco de una iglesia del Brancaccio, un barrio de Palermo conocido por la elevada presencia de la Cosa Nostra, fue asesinado de un pistoletazo en la nuca, el miércoles, cuando se disponía a entrar en su casa. Se trata del primer representante de la Iglesia que muere por combatir a la Mafia. Pugliesi, que el mismo día de su muerte cumplió 56 años, desempeñaba una intensa actividad orientada a impedir que los jóvenes del barrio terminaran implicándose en delitos mafiosos.-

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de septiembre de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50