Telefónica pedirá al Banco Santander que abandone su consejo de administración por ser un competidor

La dirección de Telefónica pedirá al Banco Santander en la próxima reunión del consejo de administración que abandone su puesto de consejero por haberse convertido en un competidor directo de la compañía. El acuerdo entre el Santander y la multinacional británica BT para entrar en el mercado de las telecomunicaciones en España, ha desatado un duro enfrentamiento entre esta entidad y Telefónica, cuyos directivos consideran que la nueva alianzadel banco que preside Emilio Botín les coloca en una situación no compatible con su presencia en su consejo. Fuentes de la entidad bancaria restaron importancia al conflicto y afirmaron que el acuerdo con BT "no cambia las cosas".

La liberalización del mercado de las telecomunicaciones, y las enormes perspectivas de negocio que generará, ha provocado el primer enfrentamiento de Telefónica -que hasta la fecha mantiene el monopolio de la mayoría de los servicios- y uno de sus socios. El acuerdo firmado el pasado martes entre el Banco Santander y la empresa británica BT y, sobre todo, las declaraciones de Emilio Botín sobre su voluntad de convertirse en líder del sector, provocó el miércoles una primera respuesta de Telefónica -el anuncio de una nueva red de telecomunicaciones- y ha desatado ya la polémica, según fuentes de la compañía.El Banco Santander forma parte, junto a la mayoría los grandes bancos y cajas de ahorro españolas, del accionariado de Telefónica, con cerca de un 1% del capital. La entidad que preside Emilio Botín ha estado presente en el consejo de administración de Telefónica desde hace años -el propio Botín fue consejero de la compañía a principios de los ochenta-, junto a los bancos Bilbao Vizcaya, Central Hispano y Banesto, y Caja Madrid y La Caixa. Las cinco entidades eran consideradas en Telefónica como socios institucionales y vienen actuando como banqueros de la empresa, tanto para sus grandes operaciones financieras, como para la operativa diaria.

Ya el año pasado, cuando otros bancos decidieron acudir al mercado de la telefonía móvil, asociados con empresas nacionales o extranjeras, se planteó un ligero conflicto de intereses, que se saldó sin problemas por el escaso volumen de negocio que generaría ese mercado. Sin embargo, cuando el martes el Santander anunció que aspiraba a quedarse con el 22% del mercado de la transmisión de datos -que moverámás de 100.000 millones de pesetas anuales, más del 10% de la facturación de Telefónica-, la dirección de la compañía empezó a preocuparse.

Fuentes de Telefónica comentaban ayer que si el mercado de las telecomunicaciones va a liberalizarse en España, es lícito que los bancos y las empresas tomen posiciones, pero precisaron que a partir de ahora habría que replantearse algunas de las viejas alianzas. En la alta dirección de la compañía se da por hecho que su presidente, Cándido Velázquez, planteará en la próxima reunión del consejo de administración la conveniencia de que el representante del Santander, José María Carballo Cotanda, abandone su cargo, "por haber pasado a ser un competidor directo". "No tiene sentido que un banco que se ha asociado con uno de nuestros mayores competidores futuros", declararon las citadas fuentes, "se siente todos los meses en nuestro consejo para recibir información y decidir sobre la estrategia de la compañía". Otro directivo de Telefónica llegó a señalar que la nueva posición del Banco Santander podría llevar a la companía a reducir el papel del banco en la financiación de la empresa, cuya facturación supera el billón de pesetas y el endeudamiento se sitúa en torno a los dos billones.

En el Santander insisten en que el acuerdo no plantea con flicto de intereses, mientras que fuentes jurídicas señalaban que Telefónica no puede cambiar a sus consejeros de un día para otro. Es la junta general de accionistas la que puede nombrar a los representantes del consejo. "Lo que sí puede hacer el presidente de una sociedad", explicaron las citadas fuentes, "es aceptar la dimisión de un consejero, si se produce".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de septiembre de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50