El Estado ingresará este año en torno a 100.000 millones por la venta de Enagas

Gas Natural, una empresa semipública controlada por Repsol, absorberá la Empresa Nacional del Gas (Enagas) antes de que acabe el año. La venta de esta sociedad supondrá al Estado unos ingresos de entre 80.000 y 120.000 millones de pesetas, según las primeras estimaciones. Con esta operación, el Gobierno matará dos pájaros de un tiro: logrará reducir el déficit público y constituirá una gran empresa gasista con dimensión europea. La operación, que ya cuenta con todas las bendiciones oficiales, tiene que ser aprobada por el Gobierno.

Más información

El diseño de la compra de Enagas por Gas Natural, así como la valoración definitiva de la primera está por determinar. Una vez que se haya resuelto esta cuestión, la operación se someterá a la aprobación del consejo de administración de Gas Natural y de una junta general extraordinaria de esta empresa, por un lado, y del Consejo de Ministros, que tiene que permitir la venta de la empresa pública gasista (ahora controlada por el Estado a través del Instituto Nacional de Hidrocarburos), por otro. Lo más probable es que Gas Natural realice una ampliación de capital para abordar la compra. Los pequeños accionistas (el 25% del capital) podrían comprar las nuevas acciones con créditos blandos concedidos por la Caixa u otra entidad. Sus principales accionistas (el INH, Repsol y La Caixa), así como el Ministerio de Industria han respaldado la operación, según aseguró el titular de Industria, Juan Manuel Eguiagaray, a un grupo de periodistas.La constitución del nuevo grupo gasista permitirá que, a más largo plazo, se pueda realizar una colocación en Bolsa de acciones que ahora están controladas por el Estado, el 45,6% de Repsol y el 3,8% del INH. En cualquier caso, no existe un calendario prefijado. El objetivo ministerial, además, es que Repsol siga controlando la gestión del grupo gasista.

La operación supone un nuevo avance en la integración del sector tal como estaba contemplado en el Plan Energético Nacional (PEN), aunque justamente es al revés de como se había barajado (Enagas habría absorbido a Gas Natural). Este cambio de protagonista es, según Eguiagaray, la prueba palpable de que la vocación del sector público no es tener una participación mayoritaria, sino propiciar la constitución de "una gran empresa que pueda hacer frente a la inevitable penetración europea que se avecina con la liberalización del sector y que pueda asumir el esfuerzo de proyección en el extranjero [proyectos en Portugal, Marruecos e Iberoamérica]".

La entidad que resulte tras la absorción tiene por delante un proceso de ampliación de la red de gasoductos en la que está prevista una inversión de 380.000 millones de pesetas hasta el año 2000. Esa inversión se concreta con la construcción del gasoducto desde la explotación argelina de Hassi R'Mel hasta España a través del estrecho de Gibraltar, ahora en proceso; la extensión por España por diversos ramales que llevarán el gasoducto a Portugal, por un lado, y a conectar con el gasoducto europeo por Lacq (previsto para el 1 de octubre) y Perpiñán.

El impulso del gas natural permitirá que alcance el 12,6% de la energía primaria en el año 2000. Con este apoyo al gas se dará cobertura a todos los proyectos de ampliación del parque de generación eléctrica, ya que se contempla la construcción de nuevas centrales de ciclo combinado (generadas por gas natural) y la remodelación de algunas centrales actuales para que pueda suministrárselas gas.

A partir de la adquisición de Enagas, Gas Natural cubrirá la distribución de grandes redes -que hasta la fecha hace Enagas- y la red minorista y copará el 90% del total del mercado. El restante 8% lo tiene Gas de Euskadi y el 2% otras sociedades. El primer paso para la integración fue la fusión entre Gas Madrid, Catalana de Gas y 14 pequeñas empresas distribuidoras regionales que pertenecían a Repsol Butano. En principio, Repsol tenía el 30% y el INH, el 18,8%; sin embargo, este mismo año, Repsol compró a su principal accionista el 15% llegando al actual reparto del capital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 14 de septiembre de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50