Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía impidió un homenaje en Bilbao al etarra Tturko, muerto por la Ertzaintza en 1991

Un fuerte despliegue policial impidió ayer que unas trescientas personas convocadas en el bilbaíno parque de Etxebarría por Herri Batasuna y las Gestoras pro Amnistía celebraran un homenaje al etarra Juan María Ormazábal, Tturko, muerto durante un enfrentamiento con la Ertzaintza en 1991. Una señora que paseaba a su perro increpó a los concentrados: "No tenéis nada que hacer, estáis perdidos". Fue respondida con insultos e invitaciones a que se marche del País Vasco. Por otra parte, la Ertzaintza ha detenido a dos personas en Guipúzcoa por agresiones, y la sede del PNV en Arrasate fue atacada con pintura durante la madrugada de ayer.La primera de las detenciones tuvo lugar en Hernani, cuando un grupo de personas insultaron a una patrulla de la Ertzaintza en el momento en que retiraban una pancarta que hacía referencia al caso Tturko. El etarra integrante del comando Vizcaya falleció en 1991 en Bilbao durante un enfrentamiento con la policía autónoma, en el que también murió el agente Alfonso Menchaka. La segunda de las detenciones tuvo lugar en Zaldivia, cuando un encapuchado, Iker Antxotegi, realizaba pintadas por las calles del pueblo con mensajes a favor de la banda terrorista ETA y recordando al etarra muerto.

En Bilbao, el homenaje previsto no se pudo celebrar en el lugar del tiroteo. La Policía tenía totalmente tomada la plaza desde las once de la mañana, hora en la que comenzó a solicitar la identificación a muchos de los transeúntes. Para entonces, los agentes habían localizado a los familiares de Ormazábal y les habían retirado el ramo de flores que tenían previsto colocar en el sitio donde murió.

Alrededor de la una de la tarde el número de concentrados rondaba los trescientos. Entre ellos, el miembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuna, Carlos Rodríguez. Poco después, los agentes establecieron un control en uno de los accesos a la plaza para evitar que alguno de los muchos coches que pasaban por allí descargara flores o alguna pancarta alusiva.

Los concentrados corearon gritos a favor de ETA y recordaron el etarra con diversos gritos y cánticos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de agosto de 1993