La ex dirigente etarra Beloki, en libertad por falta de cargos

La ex dirigente etarra Elena Beloki fue puesta en libertad a primeras horas de la tarde de ayer por orden de la Audiencia Nacional, que no ha encontrado "por el momento" ningún cargo contra ella. En cambio, sus compañeros José Ramón López de Abetxuko e Imanol Chavarri ingresaron en prisión. Los tres fueron entregados el pasado sábado a España por las autoridades francesas por el procedimiento de urgencia.

El juez Ismael Moreno ordenó la liberación de Beloki -que negó cualquier vinculación con la organización terrorista-, aunque tiene la obligación de no abandonar España y comparecer en el juzgado cada dos semanas. "Estoy libre y esa es mi mejor declaración", manifestó Elena Beloki a los periodistas al abandonar el edificio de la Audiencia Nacional.La ex dirigente etarra, colaboradora del diario Egin, dijo que sentía "una vergüenza enorme de ser periodista", agregando que la prensa ha contado "una novela" sobre su persona. También aseguró que ella e Imanol Chavarri habían sido sometidos a malos tratos en la Dirección General de la Guardia Civil: "Yo he estado todo el tiempo con los ojos tapados y he podido oír los gritos de Imanol". En cambio, aseguró que López de Abetxuko había recibido buen trato en las dependencias de la Brigada Central de Información.

Chavarri, sobre el que la Audiencia Nacional no tiene hasta ahora ninguna acusación, reconoció pertenecer a ETA como integrante del comando Donibane hasta que huyó a Francia en 1981. Ésa ha sido la razón por la que el juez ha decidido mantenerle preso, "hasta ver qué acciones cometió ese grupo y comprobar en las que participó Chavarri", según fuentes judiciales.

José Ramón López de Abetxuko reconoció ante el juez haber sido tesorero de ETA y haberse ocupado de buscar alojamiento en Francia a diversos activistas entre los años 1984 y 1986. Este dirigente era el único sobre el que existía abierta una causa en la Audiencia Nacional: sobre él pesaba una orden de busca y captura del juzgado Central número 1 por aparecer implicado en los denominados papeles de Sokoa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS