Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 6 DE JUNIO

Felipe González pone en duda la credibilidad internacional de Aznar

El presidente del Gobierno, Felipe González, pidió ayer en León que nadie vote al PSOE con resignación o como mal menor, y reclamó un voto ilusionado ante el desafío que debe afrontar el país en los próximos años. Ante las 11.000 personas que abarrotaron el Palacio de los Deportes de León, González continuó sus ataques contra el presidente de¡ Partido Popular (PP), José María Aznar, sobre cuya credibilidad internacional ironizó al referirse a su "gran esfuerzo para conseguir hacerse una foto" con el alcalde de París, Jacques Chirac.

MÁS INFORMACIÓN

El líder del PSOE aprovechó la abundante presencia de jóvenes en el mitin para explicar la historia anterior a la llegada de los socialistas al poder, en 1982. "Conviene conocer la historia para poder construir el futuro", dijo González a los jóvenes, que le aplaudían constantemente.Elpresidente del Gobierno pidió paciencia a la derecha: "Nosotros llevamos 10 años y ellos llevan si! o y medio; no les vendría mal un poco de paciencia, porque nosotros necesitamos cubrir un tramo más para continuar el progreso en este país". Y añadió: "No pido un voto por rechazo a otros, sino un voto de ilusión, de ganas. No queremos un voto resignado, sino empuje para llevar adelante el proyecto de modernización del país". Para reforzar su demanda, recurrió a una cita de Olof Palme el líder socialdemócrata sueco asesinado en 1986: "No nos vencerán las dificultades, sino la resignación, y yo no me resigno, tengo ambición de país". González precisó que estaba ya curado de vanidades y ambiciones.

Sobre las palabras de Aznar respecto al autoproclamado coraje de. los socialistas al devaluar en periodo electoral -"que se metan el coraje donde puedan", dijo el líder del PP-, González manifestó: "Me parece un lenguaje poco educado para venir del señor Aznar; pero, en fin, no tiene importancia". Inmediatamente pareció que sí se la daba, pues se refirió al reciente viaje de Aznar a París en tono irónico: "Parece que ha hecho un gran esfuerzo para conseguir hacerse una foto con el señor Chirac, a quien conozco desde hace muchos años".

"¿Se imaginan al señor Aznar discutiendo en Europa los problemas de nuestro país?", continuó González, a quien este asunto le pareció sintomático de que el PP no sabe que "las cosas ya han cambiado y que no hay que ir por Europa pidiendo favores. Y menos para hacerse una foto".Sanidad y educación

González dedicó más de la mitad de su discurso a desgranar los logros del Gobierno, poniendo énfasis en la política social y las infraestructuras. "Hemos aprovechado al máximo la expansión económica para hacer política social, y estaría bien que la derecha dijera qué quiere hacer con la sanidad y con la educación".

La oferta de pacto a sindicatos y empresarios fue otro de. los asuntos que González destacó, como viene haciendo desde el inicio de la precampaña, aunque ayer dio un paso más y se mostró absolutamente seguro de que el acuerdo será posible si el PSOE gana las elecciones. "Queremos negociar las condiciones de estabilidad en el mercado laboral y no sólo la política de rentas".

Al final de su intervención dijo lo que los asistentes querían oír: "Tengo la impresión de que la derecha va a resultar nuevamente derrotada y les va a sentar fatal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de mayo de 1993

Más información

  • El jefe del Ejecutivo pide que nadie le vote con resignación