Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Las orejas del lobo

Alcorcón, Madrid.

Como parece ser, por las encuestas, que se le están viendo las orejas al lobo (léase, la derecha política), no sólo por el desencanto de la labor de gobierno de los últimos,10 años, sino por la orquestada campaña de descalificaciones que el PP está llevando a cabo sistemáticamente contra el socialismo, y como estoy convencido de que este país necesita sin más demora una pasada por la izquierda, quiero hacer un llamamiento a la clase trabajadora y progresista en general para que se dé cuenta de lo que se nos puede venir encima si por nuestra desidia dejásemos que triunfara.Y como creo que esto podría suceder por el abstencionismo que van haciendo cundir, que podría dejar en su casa precisamente a los trabajadores que no quieren votar a la derecha, pero que se están creyendo que todos los partidos son iguales, les pido que estrechemos filas para volver a dar aquellos famosos 10 millones de votos a las dos opciones de izquierda (una menos y otra más) que existen en España y que

Pasa a la página siguiente

Las orejas del lobo

Viene de la página anteriorno son otras que el PSOE e Izquierda Unida.

Nunca he pertenecido a ningún partido, pero tengo mi ideología como trabajador (ahora jubilado), de izquierda, como no podía ser otra, y creo que tenemos que movilizamos para rechazar a esa derecha pura y dura (que, además, no tiene programa) que ya saborea su triunfo y que si lo lograse valdría más que Dios nos cogiese confesados).- Benito Ramiro.

Ya está

bien de mentiras, engaños, del lavado de cerebro- que intentan hacemos los socialistas. De asustarnos con ¡que viene la derecha! ¡que viene el lobo! (ningún partido político lo podrá hacer peor que estos señores). De querer hacemos creer que ellos han sido los que más derechos nos han conseguido, más libertades, más conquistas sociales. ¡Mentira! Os lo dice y lo puede demostrar un pensionista con conocimiento de causa que ni ha sido ni es facha ni de la derecha.He estado trabajando con ellos, ayudándoles, colaborando dentro y fuera de juntas directivas en clubes de la tercera edad. Jamás he visto tanto egoísmo en ninguna clase social ni en ninguna idea política. No me cabe duda de que habrá socialistas honrados, pero en los clubes antes referidos -tanto del Inserso como en los del Ayuntamiento de Madrid- los más prepotentes, intransigentes, ignorantes, déspotas y arbitrarios con los ancianos y sobre todo con los que no comulgaban con sus ideas, todos estos señores que he conocido, eran socialistas.

No tenéis más que asomaros a los estatutos vigentes del Ayuntamiento de Madrid, hechos cuando estaban en el poder. Son totalmente antidemocráticos, anticonstitucionales, nada más que con la idea de caciquear y manipular a los pensionistas.

¡Basta ya de abusar de la buena fe de los pensionistas! Por lo que os ruego, os sugiero y os recomiendo para vuestro bien que votéis a quien queráis, menos a los socialistas.-

Jacinto Fernández Soto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de abril de 1993

Más información