Karadzic amenaza a las tropas de la ONU tras la visita del enviado de Clinton a Belgrado

El líder de los rebeldes serbios en Bosnia-Herzegovina, Radovan Karadzic, respondió ayer con amenazas contra los cascos azules de las Naciones Unidas y los convoyes humanitarios a la visita a Belgrado del enviado especial del presidente norteamericano al conflicto de los Balcanes, Reginald Bartholomew, quien advirtió que Serbia Será un Estado paria en Europa si no acepta el plan de paz internacional. El enclave musulmán de Srebrenica, en Bosnia oriental, fue bombardeado de nuevo el martes y al menos ocho civiles perdieron la vida.

Bartholomew, quien se entrevistó en Belgrado con los dirigentes serbios y con Vitali Churkin, el enviado del presidente ruso a la región, anunció también que EE UU presionará para que se levante el embargo de armas que ha impedido al Gobierno de Bosnia armarse para defenderse.Esta advertencia no ha causado mayor impresión en Belgrado, que confía en que Rusia se oponga, sea cual sea el resultado del referéndum del día 25 de abril, a tal medida en el seno del Consejo de Seguridad. Rusia pidió ayer una reunión, a celebrar en mayo, de los ministros de Exteriores de los países miembros del Consejo para hablar del conflicto en la antigua Yugoslavia.

Srebrenica fue bombardeada de nuevo el lunes. Al menos ocho personas murieron y 21 resultaron heridas. El delegado del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados en Srebrenica, Louis Gentile, testigo del bombardeo del pasado lunes sobre el enclave musulmán, aseguró ayer en Belgrado que el ataque estuvo "calculado para matar civiles". Mientras tanto, la Comisión Europea ofreció ayer 180 millones de dólares en alimentos a las organizaciones de ayuda, que han denunciado que sus almacenes en Bosnia están vacíos.

Karadzic reiteró ayer que nunca firmará el plan de paz de Cyrus Vance y David Owen porque no le otorga un corredor en el norte de Bosnia que comunique Serbia con los territorios bosnios y croatas ocupados por fuerzas serbias.

Según Karadzic, una mayor presión "o una salvaje intervención exterior contra la nación serbia hará la situación incontrolable". "Yo no podré garantizar como hasta ahora la, seguridad de las fuerzas internacionales y los convoyes de ayuda", señaló el dirigente radical serbio.

Las imágenes de decenas de niños gravemente heridos y mutilados llegados a Tuzla desde Srebrenica en camiones de la ONU fueron ayer distribuidas a todo el mundo mientras en otras regiones bosnias, como la de Bihac, se registraban de nuevo fuertes bombardeos serbios.

En Sarajevo, la cantante foIk norteamericana Joan Baez ofreció ayer un concierto en un teatro de la sitiada capital bosnia ante unas 700 personas, mientras por toda la ciudad se oían disparos de francotiradores y ametralladoras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de abril de 1993.

Lo más visto en...

Top 50