Mendoza cierra en Brasil el fichaje de Cafú

Ramón Mendoza, presidente del Real Madrid, viajó en la madrugada de ayer a Brasil para cerrar el fichaje de Marcos Evangelista de Morais, conocido como Cafú, jugador del Sao Paulo. A sus 22 años, Cafú está considerado como uno de los futbolistas brasileños con más proyección. En el terreno de juego ocupa la posición de carrilero derecho, e imprime a sus acciones un carácter muy ofensivo. El Sáo Paulo ha solicitado al Madrid 350 millones de pesetas por él. Mendoza, ofrecerá a Cafú un contrato de cuatro años de duración.

El Real Madrid ha comenzado ya a trabajar para reforzar su plantilla pensando en la próxima temporada. Los directivos madridistas quieren incorporar a cuatro o cinco jugadores, dos de ellos extranjeros. "Vamos a tener un gran estadio y ahora nos hace falta un equipo que esté a la altura", apuntó ayer un cualificado miembro de la junta.En este sentido, directivos del Madrid confirmaron ayer a EL PAIS que el viaje de Ramón Mendoza a Brasil se debía al interés por cerrar cuanto antes la contratación de Cafú. El secretario técnico del club, Ramón Martínez, regresó hace 10 días de este país con un detallado informe sobre el jugador del Sáo Paulo y con las pretensiones económicas que solicita el club brasileño. El traspaso puede ser efectivo a finales de junio, pero no antes porque el jugador debe disputar la Copa América con la selección de su país.

Caffl es un jugador que goza del beneplácito de Benito Floro. El entrenador del Madrid ha seguido desde hace meses su trayectoria y alaba de él sus cualidades de "carrilero nato", así como su juego ofensivo, que le permite subir por la banda derecha con gran peligro. Los técnicos del Madrid dicen de él que posee una buena técnica y un impresionante dominio de la banda derecha.

Floro habló de Cafú a Mendoza a principio de la temporada tras la gira que el Sáo Paulo realizó por España, como también lo hizo en su día de su compañero Raí, al que también pretendió y que finalmente fue fichado por el París Saint Germain.

La juventud de Cafú -tiene 22 años y cumplirá 23 en junio- le convierte en un jugador altamente rentable como inversión. El Madrid quiere contratarle durante cuatro años, aunque por su juventud estaría dispuesto a elevar la duración del vínculo a cinco. La cuantía del traspaso no es excesivamente alta para las mermadas arcas madridistas. El acuerdo se cerrará en torno a los 350 millones de pesetas, según informaron fuentes del Madrid.

Cafú mide 1,75 metros y pesa 72 kilos. Fue utilizado como lateral derecho siendo jugador junior en 1990 y convocado por el seleccionador nacional Falçao como jugador de esta posición.

Tele Santana, entrenador del Sao Paulo, le definió así: "Tiene una gran potencia física, y, por tanto, capacidad para asomar por cualquier sitio de la banda derecha. Es combativo, marca bien y además tiene un buen dominio del balón. Una de mis mayores satisfacciones ha sido reciclarlo como carrilero derecho".

La otra incorporación en la que trabaja el Real Madrid es la del argentino del Tenerife Fernando Redondo. Nadie en el club niega que las negociaciones con el club isleño son complicadas por las elevadas pretensiones económicas de su presidente, Javier Pérez, quien ha tasado al jugador en 1.500 millones. Aun así, el Madrid confía en llegar a un acuerdo según su deseo y el del jugador.

La contratación de Redondo supondría la marcha de Robert Prosinecki, al que el Madrid intenta colocar en el mercado italiano con la conformidad del jugador.

En las próximas fechas, el Madrid se dirigirá también a Francisco Buyo, quien concluye su contrato el próximo 30 de junio. El guardameta recibirá una oferta para continuar un año más. La situación de Fernando Hierro se encuentra parada. Desde la directiva se recuerda que el jugador tiene todavía una temporada más de contrato. En el Madrid no se considera serio el interés del Barcelona y desconfían de las posibilidades que Hierro puede 'tener para jugar en Italia.

Protesta a la federación

Por otro lado, el Madrid envió el pasado jueves una carta a la Federación Española de Fútbol en la que solicitaba a su presidente, Ángel María Villar, que llame al orden al empleado de la federación Javier Clemente" por las declaraciones que ha efectuado sobre los integrantes de la quinta del Buitre. Igualmente, el Madrid se queja a Villar por las declaraciones que el presidente efectuó sobre la actuación del colegiado en el encuentro Dinamarca-España.

El Madrid está dispuesto a abandonar la federación de no recibir una explicación satisfactoria. Esta misma postura puede adoptarla el Athletic, quien se ha manifestado en términos similares por unas declaraciones de Clemente contra el presidente Lertxundi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de abril de 1993.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50